Detectar el cáncer de mama, un año antes, ya es una realidad

|

"Mammi PET" es un nuevo sistema de diagnóstico precoz de cáncer de mama que puede detectar hasta un año antes la presencia de minúsculas células tumorales en el pecho y regiones anexas, como las costillas y los ganglios.

El Instituto de Biomecánica de Valencia junto a investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, del Instituto de Instrumentación para Imagen Molecular (I3M) de la Universidad Politécnica y del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), ha participado en el diseño de este revolucionario sistema, único en el mundo, que fabrica y comercializa la empresa valenciana Oncovisión.

Oncovisión que fabrica y comercializa ha desarrollado clínicamente este aparato en la Universidad Técnica de Munich, el Instituto Karolinska y en el Instituto Nacional de Cáncer de Amsterdam, donde han tratado a cien pacientes y han observado que los resultados obtenidos son mejores de los que se esperaban.

Este nuevo sistema deja obsoleto el aplastamiento longitudinal y distal de las mamas que se produce cuando las dos planchas de los mamógrafos convencionales oprimen cada pecho para irradiarlos y "ver" si hay alguna alteración sospechosa en el interior, puesto que el "Mammi PET" dispone de una camilla con dos orificios para que la mujer, una vez tumbada boca abajo, pueda introducir ambos pechos, que se quedan colgando. Posteriormente se ajusta una anilla del sistema PET alrededor de cada mama y el lector refleja en una imagen tridimensional y en colores si hay, o no, actividad celular. El color rojo indica que hay mucha actividad y, por lo tanto presencia de células tumorales; el amarillo, una disminución de intensidad; el verde, un grado menos y el azul oscuro y el negro señala que no hay actividad.

El diagnóstico se realiza al interpretar el consumo de glucosa que realizan las células, que es el indicador de la actividad tumoral, ya que las cancerígenas consumen mucha más glucosa -veinte veces más- que las células sanas.

Así mientras una mamografía convencional registra la cicatriz interna que dejan las células tumorales en su crecimiento y avance hacia los tejidos sanos, el "Mammi PET" puede adelantar hasta un año la existencia de células malignas al basar su diagnóstico en la actividad de la célula. El Mami PET dotado de cámaras especiales, diseñadas con técnicas de biología molecular, permite encontrar cánceres ínfimos, del tamaño de la cabeza de un alfiler, por lo que según sus creadores, con esta tecnología el índice de supervivencia del cáncer de mama podría llegar al 100 %, al detectar el tumor en fase muy precoz.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH