Hay que ganar la guerra contra la pobreza

Redacción Catalunyapress

La crisis económica tiene muchas caras y muchos damnificados, pero la pobreza es la más dramática para miles y miles de personas. Por este motivo, para combatir esta lacra, el gobierno de la Generalitat ha decidido destinar más de 427 millones de euros contra la pobreza, pese a la precariedad de sus finanzas.

Esta inversión, que representa prácticamente el 70% del total del gasto presupuestario, deja bien patente que esta lucha es una de las prioridades máximas del ejecutivo de Convergència i Unió.

El esfuerzo económico más importante lo hará Bienestar Social y Familia con una aportación de 152.680.000 euros, que se dirigirá a programas de mantenimiento de servicios sociales en el ámbito del riesgo de exclusión social, ayudas de urgencia social, subvenciones a entidades del tercer sector social, prestaciones económicas, programas preventivos destinados a la infancia y la adolescencia, planes locales de inclusión social y ayudas a las familias con hijos a cargo en situación de vulnerabilidad, entre otros.

No será, sin embargo, el único departamento de la Generalitat que intervendrá. El de Empresa y Empleo destinará 130 millones de euros, principalmente a través de la Renta Mínima de Inserción y de programas de inserción laboral, mientras que el de Justicia aportará 56 millones para el pago de los gastos de la asistencia jurídica gratuita.

A través de Territorio y Sostenibilidad se invertirán 55.330.000 euros. Servirán para financiar los programas sociales de vivienda, que incluyen ayudas al pago del alquiler, prestaciones de urgencia para evitar situaciones de desahucios y ejecuciones hipotecarias, así como el impulso y el apoyo a la red de entidades que en pisos atienden a personas con riesgo de exclusión residencial.

Finalmente, el Departamento de Enseñanza destinará a la lucha contra la pobreza y a favor de la cohesión social un total de 33.186.000 euros, que se dirigirán al mantenimiento de los planes educativos de entorno a las ayudas individuales de comedor y desplazamiento.

Como se puede ver son toda una serie de inversiones y de medidas concretas con el objetivo final de ayudar a los más desfavorecidos y evitar la creación de bolsas de marginación que la pobreza puede incubar. Difícilmente podemos hablar de ser una sociedad desarrollada, solidaria y equitativa si no cuidamos de los que pasan por más dificultades.

Reclamaba hace unos días Duran i Lleida que Europa, además de destinar fondos a la creación de puestos de trabajo, destinara también fondos para combatir la pobreza. Esta debe ser una lucha que entre todos tenemos que ganar y el Gobierno de la Generalitat ya ha dado un paso muy importante.

Eva Parera
Senadora de CiU y vicepresidenta de sectoriales de Unió

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH