Amarga decepción

|

Redacción.- Cuando uno no cree en sí mismo es muy difícil que consiga su objetivo. Con esta frase lapidaria se puede resumir el cuarto choque de la serie que ha enfrentado al Barça con el Panathinaikos y que se ha decantado a favor de los griegos. El Caja Laboral también ha quedado eliminado de la Euroliga, mientras que el Valencia y el Madrid jugarán un quinto partido.

El Barça debía ganar para seguir vivo en la competición, pero en ningún momento dio la sensación de creer en la victoria y se ha quedado sin la posibilidad de reeditar el título en una Final Four que este año se disputará en el Sant Jordi de Barcelona.

Los griegos se pusieron pronto por delante y tuvieron durante todo el partido al Barça a remolque, llegando a tener una máxima ventaja de 13 puntos, aunque el marcador se movió siempre con resultados más ajustados, hasta llegar al final con 78-67 en el electrónico.

La precipitación y los errores, tanto en ataque como en defensa, condenaron a un equipo que mostró su peor cara de los dos últimos años y que dejó en evidencia a Xavi Pascual, superado muy claramente por Zeljko Obradovic. Ante semejante panorama, sin un Navarro enchufado (el escolta catalán acabó con 7 puntos en 23 minutos), la victoria se antojaba imposible.

El Caja Laboral también cae (99-77)

Tras un gran primer tiempo, al final del cual el Caja Laboral llegó con ventaja de un punto (51-52), un parcial de 28-10 en el tercer cuarto dejó sentenciado el partido y eliminado al equipo vasco.

Pargo, con 26 puntos, lideró a un Maccabi que puede provocar un grave conflicto con la Euroliga, ya que se niega a jugar en las fechas estipuladas por la FIBA, al coincidir con uno de los días sagrados de Israel.

El Valencia fuerza el quinto partido (81-72)

La única eliminatoria que sigue en juego es la que enfrenta a los otros dos equipos españoles, el Power Electronics Valencia y el Real Madrid, tras la victoria del equipo 'taronja' en el partido de este jueves.

Ante un pabellón de La Fonteta lleno a rebosar, los valencianos jugaron un gran baloncesto y no fue hasta los instantes finales que consiguieron separarse en el marcador.

Omar Cook y Nando de Colo, los dos bases del Valencia, fueron los líderes del equipo y empataron la eliminatoria que se decidirá la próxima semana en Madrid, en un partido a vida o muerte.

En el otro duelo de los cuartos de final de la Euroliga, el Motepaschi ha derrotado al finalista de la pasada edición, el Olympiakos, en una eliminatoria sorprendente en la que los griegos ganaron por más de 40 puntos en el primer partido pero perdieron los tres siguientes.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH