Una cumbre provechosa

Redacción Catalunyapress

El viernes se celebró la cumbre para la recuperación económica. Cabe decir que ha sido mucho más provechosa de lo que muchos de sus participantes han querido reconocer, aunque entiendo su posición. Es normal que los partidos de la oposición, por el hecho de serlo y por encontrarse a las puertas de las elecciones municipales del 22 de mayo, hayan querido aguar los hitos de la reunión.

Es normal, lo reconozco, pero vale la pena remarcar algunos aspectos. De entrada, no es poca cosa que partidos políticos y agentes sociales se pongan a trabajar todos a una, para sacar al país de la grave situación económica actual. Como tampoco es poca cosa acordar hacer un proyecto de ley marco para simplificar y aligerar la burocracia para los emprendedores; integrar y reformar la formación profesional continuada para que se adapte al modelo productivo actual y futuro; apostar claramente por el corredor del Mediterráneo como una de las infraestructuras capitales para nuestra economía; racionalizar el marco fiscal de la actividad productiva o acordar que las empresas dependan menos del crédito bancario. Son medidas destinadas a la creación de riqueza y a la generación de empleo desde el incremento de la competitividad de nuestras empresas. Todo ello, sin olvidar impulsar diversas políticas para el fomento del empleo, así como definir el apoyo a los sectores sociales que más sufren la crisis. Y el gobierno de la Generalitat ya ha empezado a aplicar los acuerdos en la reunión de ayer, a simplificar estructuras de la Administración y a reducir trámites burocráticos.

Como digo no son poca cosa estos acuerdos, por no hablar de los encargos recibidos por el Govern de la Generalitat por parte de los asistentes a la reunión o de la petición de tener listo para el 31 de octubre de este año el modelo de pacto fiscal que debe permitir a Catalunya mejorar su financiación.

La cumbre fue, pues, mucho más productiva de lo que la oposición ha querido reconocer, aunque entiendo que el calendario electoral les haga minimizar lo que se logró. Pero los hechos son los que son y hay que hablar de la cumbre del pasado viernes como un punto de inflexión a partir del cual la sociedad catalana, con su gobierno al frente, decidió dar un paso adelante y empezar a dar a la sociedad las acciones y las medidas que reclama para salir de la crisis.

Que la cumbre fue un éxito lo demostrará el tiempo, mucho más cuando las citas electorales no sean un condicionante inmediato y aún mucho más cuando desde todos los sectores, Govern incluido, se pida un nuevo encuentro para continuar el que el pasado viernes se empezó a hacer. El país así lo pide y los gobernantes así lo haremos. Nuestra obligación es pensar más en las próximas generaciones que en las próximas elecciones.

Josep M. Pelegrí, secretario general de Unió Democràtica de Catalunya

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH