ESCENAS DE AMOR

Redacción Catalunyapress

Ríanse de la escena del sofá del inmortal Tenorio; ríanse del balcón de Julieta y ríanse, en general, de todas las historias de amor que el cine y el teatro nos han regalado. Al lado de la declaración de Botín a Zapatero palidecen cuantas los autores más insignes hayan podido crear. Porque don Emilio es cántabro, de ser originario del sur hubiera acompañado su declaración a compás de sevillanas "no te vayas todavía, no te vayas por favor, que hasta la guitarra mía llora por decirte adiós".

En este melodrama no podía faltar el personaje despechado y don Emilio se apresura a justificar su desliz ante su amor de toda la vida, la derecha, y le pide disculpas a Rajoy.

Fue un momento de debilidad, estábamos agustito, se me calentó la boca y una cosa llevó a la otra, pero sabes que solo te quiero a ti. Argumentos que todos los amantes utilizan cuando son pillados llegando a casa con olores ajenos.

De lo filtrado sobre la reunión entre Zapatero y los grandes empresarios, lo único sensato que allí se dijo fue protagonizado por Isidoro Álvarez: Cuando llegan los cruceros cargados de turistas, las tiendas están cerradas. Y eso es una verdad como un templo, lo demás son cuentos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH