Botín y un grupo de empresarios presionan a Zapatero para que no adelante las elecciones

|

Un grupo de empresarios asistentes a la reunión de hoy en La Moncloa, encabezados por Emilio Botín, presidente del Banco Santander, han pedido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que aparque el debate sucesorio en el PSOE para proteger la economía, ante la certeza que un adelanto electoral "sería inconveniente" para la recuperación de la crisis en España.

Fuentes empresariales que conocen los detalles de lo tratado dijeron que coincidieron en esa apreciación al menos Botín, del Banco Santander; Rafael del Pino, de Ferrovial, y Juan Miguel Villar Mir, de OHL (Obrascón-Huarte-Laín).

Durante la reunión los tres han coincidido en la necesidad de asegurar al máximo la estabilidad política para garantizar que los proyectos para salir de la crisis siguen su curso, y evitar toda posible comparación con la crisis política que puede obligar a Portugal a pedir el rescate de la UE.

En este punto, el presidente del Gobierno les aseguró que la voluntad de salir de la crisis es el único elemento que condiciona el calendario político y que las medidas económicas y reformas no están condicionadas a ninguna otra circunstancia más allá de la consecución de este objetivo.

Ha añadido que "salir de la crisis es lo primero", no ajeno al debate de los últimos días sobre su sucesión al frente del PSOE y sobre un posible adelanto de las elecciones generales, pedido por la oposición.

Reformar los horarios comerciales

En la reunión que el presidente del Gobierno ha mantenido con representantes de 40 de las mayores empresas del país, y de las patronales CEOE y Anfac, se ha comprometido a seguir profundizando en las reformas económicas en marcha o anunciadas y a añadir una nueva en su agenda: la de los horarios comerciales.

El presidente ha opinado que "flexibilizar los horarios comerciales en las zonas turísticas es algo bastante razonable" y ha expresado su deseo de negociar esta cuestión "inmediatamente" con las fuerzas políticas, "porque favorecer la competencia es bueno para la actividad económica y el empleo".

Así lo ha explicado el propio presidente al término de la reunión que ha sido valorada por él como muy positiva. Tanto, ha dicho, que volverá a celebrarse dentro de tres meses.

Plan de formación

Zapatero ha pedido el compromiso de los empresarios allí presentes para financiar un plan de 30.000 becas para la formación de jóvenes desempleados de baja cualificación mediante un periodo de prácticas de 6 meses en empresas compatible con la formación teórica.

La idea es que estas grandes empresas extiendan sus planes de formación también a las empresas auxiliares con el apoyo del Gobierno.

Según Zapatero, el presidente de Telefónica, César Alierta junto con el ministerio de Economía y Hacienda van a coordinar la puesta en marcha de este el programa para el que hoy mismo, el presidente del Santander, Emilio Botín, ya ha asumido, ante todos los presentes, el compromiso de financiar 2.000 becas.

"No bajar la guardia"

Según el presidente, los empresarios han constatado que la situación económica ha mejorado desde la última reunión celebrada con ellos, en noviembre, en la Moncloa, y que ello se debe a las reformas adoptadas.


Zapatero ha recibido la demanda de "celeridad y profundidad" en las reformas pendientes y de "no bajar la guardia", en particular en las relativas a mercado laboral, internacionalización, política energética, impulso de la competitividad y formación.

Zapatero ha dicho que los empresarios han expresado una opinión "favorable" al plan para aflorar el empleo sumergido que el Gobierno quiere negociar con los agentes sociales y del que apenas ha trascendido ningún detalle.

"Claro" espíritu reformista

Por su parte, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha constado el "claro" espíritu reformista del Gobierno en la reunión con los empresarios y ha pedido a Zapatero que continúe en esa línea para seguir con las reformas que necesita el país.

Fuentes de la organización han señalado que en la reunión se ha puesto de manifiesto la mejora del clima económico y de la percepción exterior del país, al tiempo que se ha incidido en la necesidad de seguir con las reformas para apuntalar la recuperación. En concreto, Rosell ha señalado a Zapatero la necesidad de avanzar en la consolidación fiscal a través de la reducción del gasto en todas las administraciones y de poner énfasis en todas las reformas relacionadas con el mercado laboral, encabezadas por la negociación colectiva.

Próximo encuentro, en tres meses

Los responsables de las grandes empresas españolas volverán a La Moncloa dentro de tres meses para analizar la situación económica y el resultado de las medidas contra la crisis. Zapatero les ha emplazado a una tercera reunión, después de la mantenida hoy y de la que se celebró el pasado 27 de noviembre

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH