Zapatero y las grandes empresas pactan 30.000 becas para reforzar la formación y la competitividad

|

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha discutido con 41 de los más reconocidos empresarios españoles las medidas económicas que debe afrontar la economía española por el Pacto del Euro y para combatir la crisis financiera y laboral que azota al país. Tres empresas, Grifols, Hoteles Riu y Ebro Foods han declinado la invitación a la reunión de La Moncloa.

Zapatero, y las grandes empresas han centrado su segunda reunión en La Moncloa en buscar soluciones para mejorar la competitividad española en el exterior, problema que han abordado en dos cuestiones esenciales: el coste energético y la formación laboral.

La reunión, de cuatro horas con 41 grandes empresarios españoles y el presidente de la CEOE, Joan Rosell, ha concluido con pocas novedades. El anuncio más importante es el acuerdo para crear un programa de 30.000 becas de seis meses para los más jóvenes, dirigido por un grupo de trabajo coordinado por el presidente de Telefónica, César Alierta, y la patronal.

"Es un axioma del mercado laboral: la formación conduce al empleo", ha explicado Zapatero sobre la necesidad de reforzar la Formación Profesional. Por ello, los empresarios han mostrado su interés en el programa de becarios. El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, por ejemplo, ha prometido 2.000 becas para este programa.

Tres ausencias

Tres empresas, Grifols, Hoteles Riu y Ebro Foods, han declinado la invitación a la reunión. Según fuentes de La Moncloa, sus responsables no han podido acudir por diversos motivos de agenda.

Entre los asistentes, han estado el presidente de la CEOE, Joan Rosell; el presidente de ACS-Dragados, Florentino Pérez; Isidro Fainé, presidente de La Caixa; César Alierta (Telefónica); Isidro Álvarez (El Corte Inglés); José Manuel Lara (Planeta), José Manuel Martínez (Mapfre); Pablo Isla (Inditex); Rodrigo Rato (Bankia), Emilio Botín (Banco Santander), Luis Fernando Rivero (Sacyr-Vallehermoso) y Petra Mateos-Aparicio (Hispasat), entre otros.

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la vicepresidenta económica, Elena Salgado, también han participado en la reunión.

Reunión con los sindicatos

Zapatero ha reconocido en la reunión que la economía española "ha ganado estabilidad" gracias al inicio de las reformas. El presidente del Gobierno les ha explicado a los empesarios todas las medidas que EEspaña presentó ante el Consejo Europeo, un plan que conlleva reformas para controlar por ley el gasto del Estado, vinculándolo al crecimiento del PIB, y para hacer aflorar empleos sumergidos en un plazo de año y medio.

Zapatero ha avanzado que, desde junio hasta diciembre de 2012, habrá "incentivos" para regularizar los empleos sumergidos, pero no ha apuntado más detalles para esperar al diálogo con sindicatos y empresarios.

El acuerdo europeo fue abordado hace unos días por Zapatero y el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, con los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez.

Los dos responsables sindicales transmitieron a Zapatero que, en su opinión, este plan generará más paro y aumentará las desigualdades con los estados miembros, además de suponer una "injerencia muy clara" en las políticas nacionales, ya que trata a los pueblos y las sociedades de forma "muy rígida y uniforme", cuando son distintas

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH