Mas dice ahora que las sucesiones se eliminarán, pero a plazos

|

Ahora, a plazos. El President de la Generalitat, Artur Mas, ha introducido un nuevo elemento al debate del impuesto de sucesiones, que ayer abrió la primera brecha seria entre los dos partidos que forman el Govern, Unió y Convergència.

"Lo que no podemos hacer es la eliminación total y absoluta de golpe. Los compromisos son para cuatro años y no para cuatro meses", ha asegurado Mas, en declaraciones a Ràdio Barcelona-Cadena SER. El President, no obstante, ha olvidado que en su programa electoral se especificaba que tanto este como el impuesto de donaciones se rían con carácter "inmediato".

El debate sobre el impuesto también ha estado muy presente en la rueda de prensa posterior al Consell de Govern. Allí, el portavoz, Francesc Homs, se ha convertido en una especie de muro y se ha negado a "decir nada que pueda alimentar la polémica".

Homs ha añadido que los plazos siguen siendo los mismos que hace una semana ?antes de las elecciones municipales- y que cuando se apruebe el decreto, que no eliminará completamente el impuesto porque es técnicamente imposible, será el President Mas el que dará todos los detalles del mismo.

Ayer estalló la polémica después de que uno de los consellers de Unió, Josep María Pelegrí, asegurara que su partido tenía intención de eliminarlo dicho impuesto, después de que el secretario del Govern, Germà Gordó, dijera durante el fin de semana que no se eliminarían todos los tramos.

Mas ha asegurado que, en cualquier caso, la eliminación del impuesto tendrá "carácter retroactivo" con fecha al 1 de enero de 2011, por lo que quienes lo han pagado desde principio del año se beneficiarán de estos cambios en esta figura impositiva.

Ha augurado que con esta reforma, Catalunya será la autonomía de régimen común con una situación más ventajosa en relación a este tributo, aunque ha admitido que la situación sigue siendo mejor en Navarra, aunque en este caso se trata de una comunidad foral.

Una Catalunya "más soberanista"

Cuando están a punto de cumplirse sus primeros cien días en el cargo, Mas ha apreciado que "Catalunya está yendo hacia un movimiento más soberanista", como prueba que cada vez hay más ciudadanos que se autodefinen como independentistas.

Pese a certificar esta tendencia sociológica, Mas ha evitado responder a la pregunta de si Catalunya será un estado independiente: "No lo sé", ha dicho, amparándose a que estos cambios en la sociedad catalana deben ir consolidándose.

En cualquier caso, ha recordado que ahora no es un buen momento para plantear la independencia, ya que Catalunya es un "país dividido por la mitad", ya que mientras que la mitad de la población aboga por la independencia, la otra mitad se opone.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH