UN DEBATE ESPERANZADOR

Redacción

El miércoles se celebrará un debate en el Parlament sobre la dación por pago, y hay que confiar en que no será el último. Será la mejor prueba de que los grupos con representación en la cámara se toman en serio una cuestión que, según datos extraoficiales y aproximados, podría afectar a unas 50.000 familias catalanas. Su legalización, que en última instancia depende del Congreso de los Diputados, genera diferencias entre los grupos, ya que hay que ver bajo qué condiciones la dación del piso es suficiente para saldar la deuda hipotecaria con el banco. Obviamente, no debería serlo cuando se está ante una segunda o tercera residencia, pero los grupos -con CiU a la cabeza, mantener la enmienda a la totalidad habría sido un error imperdonable- deben tener altura de miras y pactar unos mínimos que protejan al menos a aquellas rentas más bajas a las que el sistema, muy injusto en las condiciones actuales, ha dejado con el culo al aire.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH