La nueva planta de biomasa convertirá los restos de jardinería en energía renovable

|

La nueva planta de biomasa de la central de generación de energías de la Zona Franca ya ha entrado en funcionamiento. Esta primera instalación permitirá convertir los restos forestales y de poda de los parques y jardines de la ciudad en energía renovable, permitirá controlar los costes energéticos y reducirá la contaminación ambiental.

Las miles de toneladas que se generan cada año con las podas de parques y jardines de la ciudad y los restos forestales dejarán de ser un problema para convertirse en una nueva fuente de energía renovable.

Gracias a la nueva planta de biomasa de la central de generación de energías de la Zona Franca -que ya ha entrado en funcionamiento-, estos restos vegetales se transformarán en electricidad.

Este proceso, llamado valorización de la biomasa, permitirá, por un lado, controlar con más exactitud los costes energéticos -ya que no dependerán del precio del carburante- y por otro, reducir la contaminación ambiental.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH