Estado de emergencia en Yemen tras la muerte de decenas de opositores

|

Al menos 46 personas han fallecido y otras 400 han resultado heridas en Yemen durante una manifestación en Saná para pedir la dimisión del presidente Ali Abdalá Saleh. Los participantes en la protesta acusan de la matanza a policías de paisano que han disparado desde las azoteas. Sin embargo, Saleh ha negado la implicación de la policía y responsabilizado a elementos armados entre los acampados en la plaza de la Universidad.

El presidente Ali Abdalá Saleh ha lamentado las víctimas y ha declarado el estado de emergencia.

Los incidentes se han producido cuando los manifestantes han querido desmantelar una barricada levantada por los partidarios del régimen para bloquear una de las calles que llevan a lo que se ha convertido en centro de la protesta yemení.

Al parecer, la policía ha disparado al aire para impedirlo, pero enseguida desde los tejados de los edificios próximos ha empezado a caer una lluvia de balas que ha provocado la estampida de los asistentes. Pero en su huida se han encontrado con una barricada de neumáticos en llamas levantada por la policía que también ha utilizado gases lacrimógenos y fuego real. El tiroteo ha durado una hora y media.

"Ya no hay posibilidad de entendimiento con el régimen y Saleh no tiene otra salida más que entregar el poder al pueblo", ha declarado Yasin Noman, que ejerce de presidente de turno de la coalición partidos de oposición. El ministro de Turismo, Nabil al Faqih, ha dimitido en protesta por "el uso injustificado de la fuerza".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH