"Hay grupos mediáticos que hacen demagogia con la CCMA"

|

PressDigital.- El Sindicato de Periodistas catalán (SPC) ha dicho basta. Tras varios meses de ataques a los medios de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) se ha plantado y ha emitido un duro comunicado en el que acusa a grandes grupos de comunicación y partidos de querer acabar con la pluralidad y la calidad de la radiotelevisión pública.

El presidente del Sindicat, Ramón Espuny, ha declarado a PressDigital que desde dentro de la CCMA había muchas voces que pedían una respuesta contundente a los ataques sistemáticos que están recibiendo los medios públicos. Al respecto, para el SPC, cuando se dice que "Telecinco tiene 500 trabajadores y la Corporación tiene 2.000, se ha de ver todos los servicios que se ofrecen en la pública y que no da la telebasura de la privada". En ese sentido, Espuny ha destacado que "molesta especialmente que grupos privados, como el Grupo Godó, por ejemplo, obvien estos temas". "Cuando no se recuerda el servicio público que realiza la Corporación, es muy fácil hacer demagogia", añade.

Sobre el Grupo Godó, Espuny reconoce rumores que apuntan a que su línea editorial y la de su diario estrella, La Vanguardia, concurre con intereses económicos y políticos del propio grupo. Algunos de estos intereses "son obvios", la competencia de Catalunya Ràdio es Rac 1, admite el presidente del SPC, quien reconoce que el propio Grupo Godó podría estar involucrado en una campaña a nivel estatal, junto a la patronal de la televisión privada, para retirar la publicidad de TV3 e incluso externalizar los contenidos. Una producción "muy valorada internamente" y que tiene un gran potencial que no se puede desaprovechar, según Espuny.

Respecto a los planes del Govern con la CCMA, el Sindicat de Periodistes de Catalunya reconoce que se pueden aplicar medidas de austeridad y que a partir del 22 de mayo, una vez pasen las elecciones municipales, es posible que se intenten aplicar cambios políticos en la ley o el consejo de la Corporación.

En ese sentido, el miedo entre los profesionales reside en que se intenten politizar los órganos de control de la CCMA y que "aprovechando una cosa que es verdad, la crisis, pero mezclando todos los conceptos" se pierdan los avances de los últimos años en independencia. Al respecto, Espuny ha querido responder a los que preguntan por qué no se cambia la dirección de la CCMA, que "la ley, por primera vez en 20 años, copiando los modelos más democráticos de Europa, planteaba que no había ninguna obligación de cambiar la dirección de la radiotelevisión por un cambio de Gobierno, porque esto, precisamente, demostraría una dependencia política de la radiotelevisión, y no, es un medio público", ha señalado ampliando el contenido del comunicado emitido este jueves.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH