¿Son seguras las centrales catalanas?

|

La alarma nuclear que vive Japón ha provocado que todos los países con centrales se replanteen sus sistemas de seguridad y en España Zapatero ya ha anunciado que se realizarán controles. La clave está en qué criterios se aplican, pues hasta los expertos difieren sobre el tema.

Este miércoles, científicos antinucleares y ecologistas de Els Verds-Alternativa Verda han asegurado en Barcelona que la central nuclear de Ascó (Tarragona), ubicada a orillas del río Ebro, no contempla en sus planes de emergencia la rotura de los embalses de Ribarroja y Mequinensa, construidos a pocos kilómetros curso arriba.

En rueda de prensa, el ingeniero Josep Puig y el periodista Santiago Vilanova han cargado duramente contra el 'lobby' nuclear y contra el uso de la energía atómica en Catalunya, al recordar que Vandellòs I ya se vio obligado a cerrar uno de sus dos reactores por un incidente en 1989.

Del mismo modo, han asegurado que la central de Ascó está instalada sobre una falla sísmica que no ha sido estudiada en profundidad, en una zona que ya se inundó en 1937 durante la Guerra Civil española, y con una red de carreteras "obsoleta" cuya escasa capacidad las hace inviables para la evacuación del lugar en caso de peligro.

Puig, autor de un informe encargado por el tripartito en el que se garantiza que es posible cerrar las tres nucleares catalanes en un periodo de diez años con la inversión de 20.000 millones de euros, ha lamentado también que las pruebas de estrés anunciadas en los reactores europeos se basan en simulaciones, por lo que en ningún caso se podrá materializar la realidad de lo que pasaría con un accidente a gran escala como el sucedido en Japón.

"Las nucleares deben ser cerradas antes de que nos debamos arrepentir por mantenerlas en funcionamiento", ha reclamado Puig, al asegurar que dejarlas en operación es "jugar a la ruleta rusa a escala masiva" y, en el caso de España, la central valenciana de Cofrentes y la burgalesa de Santa María de Garoña tiene un diseño análogo a las plantas afectadas en el país nipón.

El Colegio de Ingenieros cree que Vandellòs y Ascó son seguras

Expertos del Colegio de Ingenieros de Cataluña han evaluado la ubicación de Vandellòs y de Ascó tras la crisis nuclear japonesa y han dictaminado que se encuentran lejos de los riesgos que tenía por su ubicación la central de Fukushima, según ha podido saber 3cat24.

El informe que han realizado establece que la central de Vandellòs está por encima del nivel máximo al que podría llegar un tsunami desde el Mediterráneo; mientras que Ascó podría aguantar la crecida del río y también la rotura de los embalses próximos.

Por otro lado, el Colegio de Ingenieros destaca que ambas centrales tienen piscinas de agua para garantizar el enfriamiento del núcleo en caso de parón.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH