El golpe de Estado continuado

Ludmila Vinogradoff
Corresponsal internacional

AgresionRequesens4


El golpe de Estado que propinó Nicolás Maduro contra la Asamblea Nacional, anulando sus competencias y la inmunidad parlamentaria de sus 165 diputados el pasado miércoles 29 de marzo, a través de las sentencias escandalosas del Tribunal Supremo de Justicia, que tres días después fueron revocadas, mostró la peor cara del régimen dictatorial.


Se trata de la represión brutal que la Guardia Nacional y la Policia Nacional Bolivariana y las bandas armadas llamadas "colectivos chavistas" han arremetido contra los manifestantes que marchan pacíficamente para pedir elecciones ya.


El parlamento venezolano, controlado en su mayoría por la oposición, decidió protestar en la calle hasta que Nicolás Maduro, a quien califican de dictador, restituya el orden constitucional roto la semana pasada, convoque elecciones, libere a los presos políticos y abra el canal humanitario para distribuir comida y alimentos.


La Asamblea Nacional sostiene que sus competencias fueron despojadas por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia la semana pasada a través de las sentencias 155 y 156, que fueron calificadas por la chavista Fiscal General, Luisa Ortega Díaz como una ruptura del hilo constitucional.


A pesar de la enmienda que devolvió parcialmente las funciones parlamentarias y la inmunidad, los diputados consideran que no vale la aclaratoria porque una sentencia emitida por el Supremo Tribunal no puede ser modificada, por lo que el caso no puede quedar impune sin sancionar a los siete magistrados que cometieron ese error.


Pero este error de despojar y desconocer la autonomía parlamentaria le va a salir caro a los magistrados porque la Asamblea decidió iniciar el proceso de su remoción. La sala constitucional ha emitido más de 50 sentencias contra el parlamento por lo que consideran que se ha producido un golpe de Estado continuado en estos 15 meses de legislatura opositora.


Para este jueves la opositora Mesa de la Unidad Democrática convocó una nueva marcha en la principal autopista caraqueña Francisco Fajardo a la altura de Altamira que promete ser multitudinaria. Van a recoger firmas para solicitar la destitución de los 7 magistrados golpistas. 


TEnorherido


Maduro está acorralado por la presión de los opositores, las organizaciones multilaterales internacionales y el pago de la deuda externa. Este mes de abril deberá pagar más de 2.000 millones de dólares en deuda y cuenta con la negociación de la petrolera rusa Rosneft y Petróleos de Venezuela, pero la Asamblea ya advirtió que sin su autorización previa el Gobierno no puede firmar contratos con empresas extranjeras. Y si lo hace serán nulos e írritos.


Los cuerpos de seguridad han intentado detener la ola de protestas con más represión pero se han encontrado con unos manifestantes indignados y enardecidos que quieren luchar en la calle y dar la vida por la democracia hasta conseguir el cambio de gobierno.


La represión ha sido bestial. Nunca hemos visto que los diputados encabezaran las marchas y salieron tan golpeados, heridos y asfixiados como esta vez. La lista de las víctimas es larga pero mencionamos solo algunos casos que han dado el ejemplo de dignidad y valentía. La periodista Elyangélica González fue golpeada y arrastrada por el suelo por 10 uniformados en la misma puerta del Supremo Tribunal.


El joven diputado Juan Requesens fue herido en la cara y le tuvieron que poner 56 suturas en la frente. El diputado José Guerra se desmayó por los gases lacrimógenos y pimienta. A Juan Guaidó le fracturaron el brazo derecho. El tenor venezolano Victor López, ganador del Premio Pavarotti, también fue herido en la cabeza.


JosGuerra


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH