Barcelona espera a 1,5 millones de personas por las calles en la Diada

|

Santjordi 1


La Guardia Urbana de Barcelona espera que 1,5 millones de personas inunden las calles de la ciudad en horas punta para festejar la Diada de Sant Jordi este domingo, aunque es una estimación que podría ir al alza o a la baja, ha dicho el inspector David Martínez.


Preguntado por la previsión de público, Martínez ha defendido la dificultad de aportar cifras, pero ha remarcado que el punto de referencia es el millón y medio alcanzado el año pasado, en que la fiesta cayó en un sábado, también en fin de semana.


El inspector también ha alertado de posibles colapsos de movilidad por la tarde con motivo del partido de fútbol FC Barcelona-Real Madrid que se disputa en Madrid, por lo que ha pedido escalonar los desplazamientos por la tarde para ir a ver el partido.


Además, se da la circunstancia de que este tipo de clásicos de fútbol provocan concentraciones improvisadas en la fuente de Canaletes de La Rambla de la capital catalana, y que este año coincidiría con el final de la jornada de Sant Jordi.


FIESTA POPULAR


La directora general de Comercio de la Generalitat, Muntsa Vilalta, ha destacado la "cohesión social" que aporta esta fiesta cultural, que implica a los comercios con motivación y muchas ganas.


El vicepresidente del Gremio de Libreros, Pere Fàbregues, se ha desmarcado de la previsión en cifras y ha observado: "A nadie se le escapa que Sant Jordi tiene la fuerza de una fiesta popular, porque se fundamenta en los sentimientos y no en el negocio".


Ha opinado que el día en que los comercios solo piensen en hacer caja el pueblo les girará la espalda, y ha destacado que una comisión china visitará la Diada porque "quiere exportar la fiesta del libro" a una de sus ciudades.


Para Fàbregas, Sant Jordi es una "jornada culta, multitudinaria e indestruible", y se ha alineado con las declaraciones del Gremio de Floristas de Catalunya, que ha reclamado una ordenanza para perseguir a paradas "mercantilistas" promovidas por empresas y que al día siguiente no responden por nada.


Desde el Gremio de Panaderos de Barcelona, Jaume Bertran, ha reivindicado la tradición del Pan de Sant Jordi inspirado en la 'senyera', de queso, nueces y sobrasada, y vendido en comercios de proximidad.


El presidente del Gremio de Floristas, Joan Guillén, ha dicho que esperan llegar a vender seis millones de rosas, dos de ellos en paradas de floristas, y el 90% procedentes del extranjero y rojas, si bien "empieza a remontar la producción nacional".


Guillén, que considera Sant Jordi la fiesta más multitudinaria de Europa, ha agradecido el trabajo de la Guardia Urbana y cuerpos de seguridad: "Gracias a ellos podemos estar hablando de flores y libros, y de nada más al final de la jornada".


COMERCIOS ABIERTOS


Con motivo de la Diada, el Consejo de Gremios de Catalunya pidió al Ayuntamiento que se pudieran abrir los comercios este año por caer en domingo, algo que el consistorio ha aceptado y que ha agradecido el presidente del consejo, Miquel Donnay.


La concejal de Comercio de Barcelona, Montserrat Ballarín, ha celebrado que Sant Jordi es un "día inolvidable" para el que se ha hecho mucho esfuerzo para distribuir la gran presión existente para ocupar el espacio público.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH