La Diputació de Barcelona otorga 14 pisos a Cáritas para personas vulnerables

|

CARITASDIBADIPUTACIOBARCELONA


La Diputació de Barcelona ha cedido a Càritas Diocesana de Barcelona 14 pisos para alojar a personas en situación de vulnerabilidad social, con los que la corporación provincial amplía a 57 los pisos cedidos a la entidad.


El diputado de Presidencia, Jaume Ciurana, la vicepresidenta cuarta de la Diputación, Meritxell Budó, y la secretaria general de Càritas Barcelona, Montse Padilla, han explicado que los pisos tienen una cesión de cinco años prorrogable, y acogerán a 14 familias en el área metropolitana de Barcelona.


Ambas instituciones iniciaron esta colaboración en vivienda en 2013, y a través del convenio que han renovado este jueves Càritas ofrece alojamiento social a 169 personas --49 familias--, mientras que Ciurana ha añadido que quedan viviendas por asignar, que esperan aportar en otoño de este año.


La entidad gestiona estas viviendas y ofrece un acompañamiento para la inserción social de las familias, que cuentan con un alquiler adaptado a sus capacidades económicas, que se revisa periódicamente y se renueva anualmente.


Las nuevas viviendas cedidas se encuentran, en su mayoría, en la capital catalana, Badalona, L'Hospitalet y Santa Coloma de Gramenet, y Padilla ha añadido que la entidad tiene actualmente a 30 familias en lista de espera para una vivienda en su zona de actuación.


La Diputació ha destacado la importancia de contar con una vivienda estable para evitar situaciones de exclusión social, y ha añadido que se requieren políticas de inserción laboral para evitar los problemas de insolvencia de muchas familias.


Padilla ha celebrado que el acuerdo es un paso más en la ampliación del parque de alquiler social, aunque ha lamentado que en Catalunya las viviendas públicas y sociales solo representan el 2% del total, frente a la media del 16% en Europa, por lo que ha llamado a las administraciones catalanas a trabajar para llegar a estas cifras.


Budó ha lamentado que la media del precio del alquiler ha aumentado el último año un 6,8% en Catalunya y hasta un 9% en Barcelona, lo que dificulta aún más el acceso a una vivienda digna, a la vez que "aumenta y se intensifica" la pobreza.


El 62% de los usuarios de Càritas a los que ofrece vivienda no tienen ingresos estables, pero el 33% no puede asumir el coste de una vivienda a pesar de trabajar, han lamentado.


La mayoría de los destinatarios de los pisos son madres con hijos y familias: el 47% de los usuarios son menores y solo el 10% son personas solas, ha detallado Padilla, que ha añadido que cuentan con colectivos y problemáticas distintas.


Ciurana ha explicado que la corporación devuelve así a la sociedad el patrimonio del que es depositaria y, mientras hace años seguía criterios de "rendibilidad máxima", tras la crisis busca la rendibilidad social del patrimonio, por lo que el 30% de sus propiedades tienen uso social y cultural.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH