La 'MSN' solventa con facilidad el partido ante el Villarreal

|

Baravillarreal


La primera parte ha sido bastante aburrida. Para lo que se está jugando el Barça, incomprensible. Muy poco ritmo de juego y pocas jugadas por parte de ambos equipos.


Si valoramos la solidez defensiva que ha caracterizado al Villarreal durante toda la temporada, se puede entender que ellos llegaran al Camp Nou con un planteamiento táctico férreo y sin concesiones, por lo que se podía prever un submarino amarillo más tosco para defender el resultado.


Sin embargo, el Barça, jugando el casa y con la necesidad de ganar sí o sí para tener opciones en liga, han salido con el ritmo caribeño habitual. Al ritmo de "ya resolverán las estrellas".


Y efectivamente, es lo que ha pasado. La MSN ha marcado los cuatro goles del partido. Neymar, en el 21, ha puesto el primero en el marcador. El brasileño, por cierto, ha jugado un partido extraordinario. Imparable, con un desborde letal. Emocionante lo que ha hecho hoy el crack brasileño.


La empanada defensiva del Barça tenía que llegar, como viene siendo habitual. Piqué ha estado lentísimo y Bakambú ha empatado el partido en el 32. Antes del descanso, Messi ha vuelto a acudir al rescate del equipo, y ha marcado de rebote el segundo para los de Luís Enrique.


La verdad es que el Barça no ha jugado un gran partido y ha metido cuatro goles. La realidad es esta: un gol de cada delantero y el último gol se lo fabrican también entre ellos.


Así pues, en el 68, Suárez ha marcado el suyo, y tras una jugada escandalosa de Neymar por banda, ha provocado un penalti que ha transformado Messi para poner el 4-1 definitivo. Cuando están finos, son imparables.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH