Equipos y temporadas de leyenda: de L'Hospitalet a la Vila de Gracia... pasando por Feliu y Codina

|
Tras una extraordinaria temporada 1971-72, el Centre d'Esports Hospitalet se proclamó brillante Campeón. En la imagen, de izquierda a derecha Serrate, Casorrán, José Luis Maderuelo, Rodri, Suso, Sánchez, Langa y Matamala (llevando cariñosamente a hombros al entrenador José Monfort ) y el magnífico extremo Torruella a un lado tras el último partido del curso disputado el 28 de mayo de 1972 en el Municipal ribereño en el que el equipo, ya campeón, venció por 4 a 3 al Vilanova.
Centre d'Esports Hospitalet, Campeón en la temporada 1971-72. En la imagen del 28 de mayo de 1972 antes de vencer al Vilanova por 4 a 3 en la última jornada ya matemáticamente coronados como primeros, José Monfort, Rodri, Alberich, Matamala, Navarro, Serrate, Beguería y el guardameta Lin de pie. Agachados, Monfort Jr.al lado de Torruella, Suso, Casorrán, José Luis y Sánchez. El equipo lo complementaron jugadores como el central Vila, el lateral Jaume Langa (años más tarde reconocido "fisio" del Barça) o el interior Faces. El Hospitalet del ejercicio 71-72 protagonizó auténticas exhibiciones de garra y de buen fútbol con récords como las victorias ante el G.E. Seat por 11 a 2, Juneda (8 a 0), Prat (7 a 3), Mollerusa y Ulldecona (6 a 0), Borges Blanques y Torreforta (5 a 0), Alcanar (4 a 0) o partidazos como en el campo del Barça amateur en el que vencimos por 3 a 5. A pesar de todo, el grupo no fue en absoluto sencillo con la presencia de cuadros históricos como el Santboià, Cornellà, Horta, Castelldefels, Tàrrega, Poble Sec o el propio F.C. Barcelona ama1teur.
Imagen del 5 de junio de 1977 del Club Esportiu Europa que ascendió como campeón a Tercera División. El encuentro en el Estadio de Sardenya ante el Manresa (que se saldó con empate a dos) coronó un éxito conseguido matemáticamente la semana anterior tras una dura pugna con Figueres, Gavá, Malgrat, Júpiter y Badalona. José Monfort tuvo el honor de entrenar a un brillante equipo que destacó por la calidad de su fútbol, su gran carácter y compañerismo. En la imagen, de pie a la izquierda del delegado e histórico ex-jugador Llibert Tomás se aprecia a Blanquito, Rodri, Rovira, Galeano, Morgades, Bujardón, Romo, Valero, Puig y el guardameta Roig. Agachados, de izquierda a derecha, Balsera, Morales, Fábregas, Montiagut, Sagrera, Suescum, Marimón, José Monfort, Monfort Jr. y el hermano de Morales, también masajista.
5 de junio de 1977. En los prolegómenos del último partido de la temporada en el campo de la calle Sardenya con el Europa ya campeón y ascendido a 3ª División, José Monfort recibe un cariñoso homenaje por parte de unos jugadores inolvidables. A su izquierda, Monfort Jr. junto al portero Rovira, el capitán Suescum, los defensas Balsera y Galeano, los directivos Griera y Vergés, el delantero Sagrera, el centrocampista Romo y en un extremo se aprecia al lateral Bujardón.
Unió Atlètica Horta Campeón 1975-76 en uno de los partidazos en el Feliu y Codina. A la izquierda del guardameta Aroca: Castany, Marín, Vidal, Català y Puertas. Agachados, a la izquierda de Vicente Rubio, Julio Molano, Floro, García y Manuel González.
El gol de la victoria (2 a 1) a cuatro minutos de la conclusión de la temporada 1967-68 desbordó la euforia de los jugadores y aficionados del Santboià por fin campeones y en Tercera División. En la imagen Marcial alza los brazos, Pedro (con el dorsal 10) se incorpora y al árbitro apremia a ir concluyendo la celebración ante la mirada de futbolistas del Hospitalet. El equipo de José Monfort certificó el 1º de mayo de 1968 en una tarde llena de emociones una trabajada recompensa por delante de conjuntos históricos como Vilafranca, Martinenc, Tàrrega, Júpiter, Hospitalet, La Cava, Cornellà, Horta o Prat.



Hace muchos años que participo de la opinión y del debate (desde hace unos años intensificados) de poner muy en valor la importancia del estilo y la propuesta de juego, el grado de compromiso y el cómo se alcanzan los objetivos futbolísticos más allá del resultado o los títulos conseguidos, de por sí fundamentales. Al fin y al cabo, sin la victoria final todo queda diluido y en un segundo plano.


Los míticos equipos dirigidos por Cruyff o Pep Guardiola en el Barça, Sacchi en el Milan o los triunfantes combinados de España con Luis Aragonés y Del Bosque, en este último caso invocando el mágico ADN azulgrana (con leyendas como Xavi o Iniesta) son un ejemplo. El cómo se llega al triunfo es tan valioso, aplaudido y respetado como el mismo éxito. Y por encima de todo, genera un recuerdo eterno.


No puedo evitar volver a revivir, en clave de fútbol catalán, "cercano y de verdad" a raíz de temporadas imborrables en equipos y entidades históricas como el Centro de Deportes L'Hospitalet o el Club Deportivo Europa ahora que este mes de mayo se cumplen 45 y 40 años respectativamente de unos Campeonatos de sueño. Proclamarse campeón, sea en la categoría que sea, tiene un mérito extraordinario y dejar huella entre los buenos aficionados, que recuperaron el orgullo y la ilusión por sus colores en unos momentos difíciles y dinámicas ciertamente negativas, mucho más.


El denominador común: un apasionado y carismático entrenador, Josep Monfort ( "El H.H. del fútbol catalán") que tuvo el privilegio de dirigir a unos jugadores excepcionales que con el Hospi 1971-72 y con la Europa 76-77 van redondear unas ligas extraordinarias. Antes, con la Unión Atlética Horta 75-76 o el FC Santboià 67-68, Monfort (nacido en la Villa de Gracia y con cursos también magníficos con clubes no menos históricos como Martinenc o Amposta) consiguió otros Campeonatos míticos.


En todos los casos, las exhibiciones futbolísticas de calidad, personalidad, esfuerzo y carácter condujeron a unos títulos y ascensos de categoría muy preciados por delante de grandes equipos de la época como Cornellà, Prat, Barça aficionado, Horta o Santboià (en el caso del Hospitalet) y Badalona, Figueres, Gavà, el mismo Barça aficionado o el propio Hospi con respecto a la Europa de los legendarios Pep Rovira en la portería, Rodri Salinas, Balsera, Galeano, Suescun, Fàbrega, "Blanquito" o los grandes goleadores Montiagut y Sagrera.


Imposible olvidar el estallido de euforia del 28 de mayo de 1972 en el campo de fútbol de L'Hospitalet, abarrotado en una última jornada de Liga coronada con un espectacular castillo de fuegos artificiales después del Hospi- 4 Villanueva- 3 o la emocionante jornada del 5 de junio (fecha fundacional de Europa) de 1977 en el Estadio de Cerdeña, con el título ya en el zurrón que se empezó a confirmar en el duelo de candidatos Badalona- 2 Europa-5 del 23 de enero del 77 con un juego y una autoridad incontestables que hicieron vibrar como nunca a los aficionados del conjunto graciense desplazados en la Avenida de Navarra.


Como apuntaba antes, fútbol "cercano" y "de verdad" para recordar ahora que hace 45 y 40 años de unos ejercicios de sueño que los buenos y veteranos aficionados no olvidan entre L'Hospitalet de Llobregat y la Villa de Gracia ... pasando por Feliu y Codina donde todo un barrio se tiró emocionado a la calle para recibir a los héroes de su Horta tras el gran golpe en la mesa del domingo 2 de mayo de 1976 ganando (también) en Badalona por 1 a 2 y poniendo la directa para ser campeón la temporada 1975-76. 


Josep Monfort tuvo el honor entonces de entrenar a futbolistas y personas excepcionales que formaron un grupo imbatible. Mi recuerdo y admiración por los Aroca, Castaño, Marín, Catalán, Puertas, Rubio, García, Vidal, González, Floro, Formento, Domingo, Molano o Andreu "Rodri", Burriel, Santiago o Hurtado mitos de la ex Vila d'Horta.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH