Susana Díaz vuelve a Catalunya

Manuel Fernando González

SusanaDazvuelveaCatalunya


Tras su paso por la popular Feria de Abril de Catalunya, donde los militantes de base la recibieron con afecto y cariño -al contrario que han hecho "los intelectuales del PSC"-, Susana Díaz vuelve a Catalunya a la sede de la UGT para mezclarse con los trabajadores de este sindicato. La foto que se saque de este acto será muy diferente a "la familiar" con la que ayer nos obsequió Pedro Sánchez en la Seat, donde le acompañaron el polémico alcalde de Viladecans, quien hoy, por cierto, recibirá la molesta visita del autobús podemita contra la corrupción en su propio pueblo para recordarle las que "ya ha hecho", y unos pocos delegados sindicales obligados "por cortesía" a atender al candidato socialista que se parece a ellos solo en lo de las siglas.


Susana Díaz se ha fajado y, sin miedo ni rencor, acude a hablar con quienes le van a votar en Catalunya: las bases sin cargos, que son socialistas porque les da la gana y no 'sociolistos' que viven del partido desde hace ya décadas. Por lo que se puede comprobar, no la ha intimidado un pelo el resultado de los avales en un territorio cuyos dirigentes, manifestándose neutrales, le han dado la espalda sin ningún pudor porque esta candidata es más "normal" y menos "independentista" que un Sánchez que, como le he escuchado alguna vez a algún dirigente de por estos lares del nordeste, "mea colonia", virtud muy valorada según por quien.


Cuando se resuelva este penoso calvario, si gana la política andaluza, a más de uno de los que ahora le han puesto proa, lo veremos corriendo para colocarse en un lugar en el que su mala conciencia pueda disimularse con la conocida sonrisa del Judas de turno. Y lo escribo así de claro, como ya puse blanco sobre negro, que a esta mujer que se parece a cualquiera de las "marías de Sevilla" -cuyas comadres catalanas tanto adoraban a Felipe González- y a la que entre algunos de los barandas catalanes, no se le ha concedido ni el beneficio de la duda, olvidando su pregonada neutralidad.


Vamos, más o menos como le han hecho a Patxi López, el otro proscrito, que tiene más razón que un santo cuando piensa que esto del PSOE no lo vuelve a unir ni el mismísimo Ramón Rubial resucitado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH