Aigües de Barcelona presenta la flota de vehículos eléctricos más grande del área metropolitana

|

Agbar 4 1


Aigües de Barcelona ha presentado en el Automobile Barcelona 2017 la flota de vehículos eléctricos más grande del área metropolitana. El año pasado, la empresa disponía de un total de 87 vehículos 100% eléctricos y más de 90 puntos de carga en sus instalaciones. A finales de este año el 100% de la flota de vehículos electrificables de la empresa, hasta 132, funcionará con energía verde.


El tráfico de vehículos de motor es la principal fuente de contaminación en la ciudad de Barcelona. Impulsar las energías alternativas en los vehículos e introducir nuevas tecnologías de gestión de la movilidad son líneas de actuación indispensables para mejorar la calidad ambiental en el área metropolitana de Barcelona.


Con el objetivo de reducir las emisiones de CO2, fomentar la eficiencia energética y mejorar la calidad de vida de las personas, Aguas de Barcelona puso en marcha el proyecto de implantación del coche 100% eléctrico a su flota de vehículos, pese a que su renting es un 40% más caro que los convencionales.


El proyecto se inició en 2011 con la implantación de dos vehículos 100% eléctricos como prueba piloto y progresivamente se han incorporado nuevos hasta alcanzar los 87 vehículos, lo que supone más del 66% de la flota electrificable. Debido a los episodios de contaminación que sufre la ciudad de Barcelona, se consideró que el desarrollo progresivo de los vehículos se iniciara en la capital catalana. Por este motivo, actualmente el 92% de los vehículos de Aguas de Barcelona que circulan por la ciudad condal son 100% eléctricos.


La transformación de la flota ha supuesto un cambio en la filosofía de repostaje de los vehículos y ha implicado una transformación de las infraestructuras de los edificios, que se han equipado con más de 90 sistemas de carga, con una inversión de 250.000 euros, adaptados a las necesidades de los vehículos que forman parte de la flota eléctrica, con un consumo anual aproximado de 209.760 kWh de energía verde, generada por energías renovables no contaminantes. Además, la transformación ha permitido minimizar el impacto ambiental, por lo que se han reducido las emisiones contaminantes y la contaminación acústica. 


La sustitución de estos 87 vehículos permite, a estas alturas, una reducción anual del consumo de combustible diesel de aproximadamente 37.845 litros, así como una reducción de las emisiones de CO2 de 105,37 toneladas anuales.


Si tenemos en cuenta que la energía eléctrica que abarca las instalaciones donde se han colocado los puntos de carga de los vehículos eléctricos es energía verde, Aguas de Barcelona no traslada las emisiones evitadas a otro punto geográfico, y esto evidencia el compromiso con el desarrollo sostenible y el respeto por el medio ambiente, y es un ejemplo del alineamiento con los preceptos de la economía circular, en consonancia con el desarrollo del plan Aguas 2020.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH