El Sáhara: de lazos espirituales al vasallaje

Miquel Escudero

Sahara


¿Sabe alguien que Frente Polisario contiene un acrónimo y significa ‘Frente Popular para la Liberación de Saguia el Hamra y Río de Oro’? Sea como sea, estos dos territorios que España administraba desde 1884 con ‘inmovilismo paternalista’, constituyeron lo que a partir de 1958 fue denominado Sáhara español. 


Dos años después, la ONU hizo una declaración para la concesión de independencia a los países y pueblos coloniales -el derecho de autodeterminación- que en el caso del Sáhara tomó cuerpo en 1965, al descubrirse una gran riqueza de fosfato en su subsuelo. 


Pablo Dalmases, apasionado africanista, ha recogido en Sáhara español: el gran fraude (Sial) los informes del coronel Luis Rodríguez Viguri, el último gobernador colonial español en África, sobre el abandono a marchas forzadas de ese territorio, compuesto por unos 75.000 nómadas esparcidos sobre unos 280.000 kilómetros cuadrados; con 3.000 almas calificadas también en el censo como ‘parientes pobres’, por no llamarles lo que eran: ‘esclavos’. En 1973 surgió el Polisario, con apoyo argelino y predominio francófono.


El tardío Estatuto promovido por el Gobierno, la formación en 1974 de un partido saharaui pro español y de mínima entidad. Las bravatas y desplantes eficaces de Marruecos, su intensa campaña de propaganda y su movilización para la guerra santa con la Marcha Verde. La opinión española, trabajada por grupos de presión e inclinada hacia el abandono. 


En octubre de 1975, diez meses después de recibir el encargo de un dictamen consultivo por parte de la ONU, el Tribunal de La Haya se pronunció sobre si el Sáhara Occidental era un territorio sin dueño en el momento de la colonización española. Y de no ser así, qué lazos jurídicos lo unían con Marruecos y el conjunto mauritano. Se contestó que había lazos espirituales pero no vasallaje. 


Fue igual, tras negociaciones muy opacas España, con Franco agonizando, se largó y no trasladó la Administración a la ONU. Hubo alivio para los nuevos reclutas, pero también amargura entre los descontentos por ese abandono. A los marroquíes les faltó tiempo para sustituir en la administración a los españoles, sin esperar la fecha fijada del 28 de febrero de 1976. 


Hay ahí un problema mal resuelto. Tarde o temprano se reavivará. Hoy, los saharauis valoran mucho más que antes la cultura española, como propia y prestigioso distintivo en su entorno.

1 Comentarios

1

Hablemos claramente: ESPAÑA HA TRAICIONADO A LOS SAHARAHUIS. Y tenemos un deber jurídico con ellos, como potencia descolonizadora, además de moral. ¡Y es un problema que tiene muy difícil solución, suponiendo que tenga alguna!

escrito por Ramiro 12/may/17    17:58

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH