Rodríguez de Viguri

Miquel Escudero

Luis Rodrguez de Viguri SAHARA

Para saber de Historia hace falta no sólo estudio, sino buena voluntad para desprenderse de prejuicios y acercarse a la realidad del modo más adecuado. Así, cabe preguntarse por el sistema de ideas y creencias de los protagonistas de cualquier época. Y, por supuesto, no sentenciarlos con la prepotencia del presente y sus exclusivos parámetros. 


Viene esto a propósito del coronel Luis Rodríguez de Viguri (1913-2004), cuyos informes saharianos ya hemos referido. Quien fuera el último gobernador colonial español en África promovió la aprobación del régimen jurídico autonómico del Sáhara e incorporó oficiales saharauis a la Policía Territorial. Fundó el primer diario que hubo en el Sáhara ‘La Realidad’, que incluía páginas en hassanía, e incorporó con profusión esa lengua nativa en la Radio Sahariana. Tenía dos licenciaturas, en Derecho y en Filosofía y Letras. La Guerra Civil le pilló en Madrid haciendo milicias universitarias en el arma de Ingenieros.


Demos aquí algunas pinceladas periféricas, más allá de la nota exótica que los procuradores saharauis, ataviados con su singular vestimenta ofrecían en las Cortes franquistas. Luis Rodríguez de Viguri llevaba el mismo nombre que su padre, un abogado y diplomático que fue ministro de Fomento de Alfonso XIII durante sólo 4 días; al caer en desgracia Sánchez Guerra, presidente del Consejo de Ministros, un mes después de que aboliera las Juntas de Defensa. Ocho años más tarde volvería a ser ministro, esta vez de Economía y durante la dictablanda del general Berenguer. En 1937, y a pesar de contar con cuatro hijos militares en las filas franquistas, fue condenado a 12 años de cárcel por decir en una conversación privada que Queipo y otros generales eran unos mamarrachos; la pena se redujo luego a la mitad. Merece destacarse que el padre de nuestro coronel fue abofeteado por José Antonio Primo de Rivera en el Colegio de Abogados de Madrid, por unas alusiones al padre de éste, el dictador ‘sin sangre’, y que le enojaron hasta encolerizarlo. Sin embargo, su hija Justina llegaría a ser la primera mujer que militara en las JONS. Su familia no compartía sus convicciones, pero fue delegada del SEU en la Facultad de Filosofía de Madrid. Mercedes Formica dijo de ella que se afilió por idealismo, que era pequeña, morena y exaltada y que representó junto a su marido, el doctor Narciso Perales, “la pureza política y la austeridad”.

1 Comentarios

1

Enhorabuena por recordar a uno de los grandes de la Historia de España. Las nuevas generaciones creen que hasta que no llegaron ellos, no hubo Historia, tal vez por la mala enseñanza que reciben, pero lo cierto es que hay patriotas españoles que han honrado a España, al tiempo que se han honrado a sí mismos, y Rodríguez de Viguri ERA UNO DE ELLOS.

escrito por Ramiro 20/may/17    21:42

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH