Las colas del aeropuerto de El Prat seguirán, como mínimo, hasta junio

|

Aeropuerto 4


El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha previsto este miércoles que en junio se recupere la normalidad en las colas ante los controles de pasaportes que se están produciendo en el Aeropuerto de Barcelona con la entrada en vigor de la nueva normativa en los controles de fronteras de la UE.


En rueda de prensa, Nieto ha recordado que entre el Gobierno y Aena se van a adquirir 450 equipos informáticos verificadores que permiten el control digital del pasaporte de forma automática en los principales aeropuertos españoles, y unos 40 de éstos se instalarán en El Prat para cubrir la totalidad de los puestos de control de documentación.


A medida que se vayan instalando estos verificadores también se incrementará el número de agentes, con lo que entre 40 y 50 se pondrán a disposición de los responsables de seguridad del Aeropuerto de Barcelona, sumándose a los 20 que ya se anunciaron.


También se está trabajando con Telefónica para ampliar el ancho de banda de la línea que da servicio a la emisión de datos de los verificadores para que sea más ágil el trasvase de datos a la central de verificación de la policía.


En paralelo, se va a realizar una "compra importante" de verificadores sin agente en las terminales de llegadas y salidas para que los pasajeros puedan realizar de forma autónoma el chequeo, si bien no ha precisado una cifra porque todavía se está calibrando.


Se incorporará toda esta tecnología para hacer frente al elevado flujo de pasajeros que se produce especialmente los domingos en El Prat, donde en cinco horas se pueden llegar a concentrar más de 10.000 personas de diferentes vuelos.


Estos problemas se vienen produciendo en Barcelona y en otros aeropuertos españoles y europeos con la aplicación, a principios de abril, de una normativa europea de lucha contra el terrorismo que obliga a chequeos sistemáticos de los pasaportes de ciudadanos europeos al salir y entrar del espacio Schengen con el fin de preservar la seguridad.


"Esta normativa requiere un sobreesfuerzo y un plus de seguridad", ha asegurado, y ha precisado que de las 20.000 personas que trabajan en el Aeropuerto de Barcelona unas 3.000 están dedicadas a la seguridad entre Policía, Guardia Civil y seguridad privada.


UN AEROPUERTO PRIORITARIO


Para solucionar el problema, Nieto ha afirmado que es necesario mantener una comunicación fluida con todas las administraciones: "Pedimos que todos rememos en la misma dirección para resolver el problema y no incrementarlo".


Preguntado por las declaraciones de la portavoz del Govern, Neus Munté, que este martes calificó de "sabotaje y boicot" la situación en El Prat, ha dicho que se trata de una "expresión no muy acertada" y que el Gobierno se está dedicando a resolver los problemas.


Nieto ha realizado estas declaraciones tras una reunión en la Delegación del Gobierno en Catalunya en la que han participado el delegado del Gobierno en la comunidad, Enric Millo; el director general de la Policía, Germán López; el jefe superior de Policía de Catalunya, Sebastián Trapote; el director de Aena, Javier Marín, y la directora del Aeropuerto de Barcelona, Sonia Corrochano.


Por su parte, Millo ha asegurado que el “aeropuerto del Prat es la gran apuesta del Gobierno”  y ha informado a los consellers de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, y de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, del contenido de este encuentro, ya que ambos consellers han convocado otra reunión la tarde de este miércoles para analizar la situación.


NUEVA COMISIÓN DE SEGUIMIENTO


Anteb esta desesperante situación, el conseller de Territorio de la Generalitat, Josep Rull, ha propuesto crear una comisión de seguimiento y ha pedido al Estado y a Aena formar parte de ella. "No contemplamos una negativa por parte del Estado y Aena, porque sería un ejercicio de irresponsabilidad impensable", ha exigido el conseller.


COLASPRAT


La propuesta de Rull cuenta con los apoyos del conseller de Empresa , Jordi Baiget; el segundo teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni; el alcalde de El Prat de Llobregat, Lluís Tejedor, y el presidente de la Cambra de Comerç Barcelona, Miquel Valls, que también es miembro del Comité de Desarrollo de Rutas Aéreas (Cdra).


Esta comisión estaría integrada por la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona, el Ayuntamiento de El Prat de Llobregat y la Cámara de Comercio de Barcelona, y lo "lógico" sería que se incorporara el Estado y Aena a través de la dirección del Aeropuerto de Barcelona.


La comisión se reuniría semanalmente para monitorizar la situación desde ahora hasta la campaña de verano y tendría como objetivo "acreditar que las promesas que se hacen sean operativas".


Esta comisión de seguimiento, inspirada en la que impulsó el Govern para gestionar el caos de Vueling el verano pasado en el Aeropuerto de Barcelona, servirá para recopilar todos los datos y tener constancia de todos los viajeros afectados, no solo por las colas, sino por la pérdida de su vuelo a causa de éstas.


El conseller Baiget ha indicado que en las últimas semanas se ha producido un "incremento sustancial" de turistas extranjeros que se han dirigido a las oficinas de la Agencia Catalana de Turismo para presentar reclamaciones por la pérdida de su vuelo.


Rull ha dicho que el 26 de abril, antes del "colapso" del puente del 1 de mayo, las instituciones catalanas ya habían advertido al Estado de que esta situación de colapso en los controles de los pasaportes se podía dar, y por ello ha lamentado "la mala planificación y altos niveles de improvisación".


Jaume Collboni ha lamentado que ya se han producido "demasiados errores" en las últimas semanas, por lo que hace falta tomar decisiones inmediatas para evitar que la situación perjudique a la imagen del Aeropuerto de Barcelona y a sectores económicos, como el turismo.


Lluís Tejedor ha afirmado: "El Aeropuerto de Barcelona es competencia del Estado, pero no estamos aquí para hablar de competencias, sino de responsabilidades. Queremos compartir un diagnóstico y acordar una propuesta de acción".


Desde la Cambra de Comerç de Barcelona, Valls ha dicho que este problema no tiene nada que ver con la actividad del aeropuerto, sino que es una cuestión específica del control de fronteras, por lo que ha pedido al Estado que lo resuelva lo antes posible.


El Govern había invitado a la reunión al delegado del Gobierno, Enric Millo, y a la directora del Aeropuerto, Sonia Corrochano, que no han asistido. Preguntado por la ausencia de ambos, Rull ha dicho que se debe a "una decisión compactada del Estado" que ha afectado tanto a Millo como a Corrochano, y fuentes de la Generalitat han explicado que la directora del Aeropuerto había confirmado su participación el día anterior.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH