Educación reclama un estudio "detallado y urgente" sobre los libros de texto adoctrinadores de Catalunya

|

Librosadoctrinamientoeducacion


El Secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Marcial Marín, ha encargado un informe "detallado y urgente" a la alta inspección sobre los libros de texto en varias comunidades autónomas, entre ellas Catalunya, a raíz del estudio presentado por el sindicato catalán de profesores AMES, según el cual los textos que manejan los alumnos de entre 10 y 12 años en Catalunya hay "planteamientos ideológicos partidistas" y "tendenciosos".


Dicho informe estudiará la situación de los textos en Catalunya y otras comunidades después de que el presidente de la Asociación de Libros de Texto (Anele) también denunciara en el Congreso la existencia de presiones en el mismo sentido. 


"En breves días dispondremos de ese informe y nos pronunciaremos una vez escuchado de profesionales y de la alta inspección si se está vulnerando o no la normativa", ha explicado Marcial Marín en declaraciones a los medios tras asistir al acto de celebración del 40º aniversario de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE).


Marín ha recordado que la competencia a la hora de elegir los libros de texto en los centros educativos es "de los profesores" y las "comunidades autónomas permiten generalmente esa libertad". Ha insistido, no obstante, en que si "no se cumple el currículo o se desenfoca" el Ministerio "tiene que actuar a través de la alta inspección".


Asimismo, ha adelantado la voluntad del Ministerio de Educación de acudir a los tribunales si finalmente se confirma ese incumplimiento. "Se hará un requerimiento y se irá a través de los juzgados", ha advertido el responsable ministerial.


REACCIONES


Pero las reacciones no se han hecho esperar, el secretario de Políticas Educativas de la Generalitat, Antoni Llobet, ha mostrado este jueves el "desconcierto" de la Conselleria de Enseñanza ante este encargo del Ministerio. En declaraciones a los medios, ha remarcado que este encargo --que el Ministerio no le ha comunicado-- a raíz del estudio del sindicato de profesores AMES denota un desconocimiento del marco normativo, y ha recordado que hace años que desapareció el informe favorable previo y se considera que hay una "profesionalidad" de los responsables de elaborar materiales.


Llobet ha afirmado que ese encargo también muestra una "desconfianza" sobre la profesionalidad y buen criterio de los docentes, y falta de respeto hacia el rigor con el que trabaja el mundo editorial.


El secretario ha remarcado que no se puede partir de una "presunción de culpabilidad", y ha subrayado que los docentes saben qué escogen y existe una inspección educativa que trabaja con las direcciones de los centros.


Ha afirmado que en los ejemplos concretos que han podido aparecer en los medios se denota una "voluntad de descontextualización", y ha asegurado que en el ámbito de proyecto educativo de las escuelas se tiene que tener en cuenta todo el contenido del programa y la continuidad de toda la etapa educativa.


El secretario ha lamentado que alguien se pueda escandalizar por tratar fundamentalmente los elementos más cercanos al alumno como, según él, ocurre en todos los lugares del mundo desde el punto de vista pedagógico: "Si habláramos pedagógicamente no habría ruido ni tremendismo, si hablamos ideológica y políticamente se hace ruido y tremendismo". Llobet ha contrapuesto que Catalunya habla de pedagogía mientras que "otros hablan de adoctrinamiento", y ha remarcado que este tipo de denuncias están ancladas en el pasado y en las ideologías.


En la misma línea se ha expresado el sindicato de maestros UstecStes quien asegura que se quiere generar "una polémica inexistente" con los libros de texto en Catalunya, y ha censurado las afirmaciones del informe del sindicato AMES'.


En un comunicado, UstecStes ha considerado que se trata de generar la "enésima ofensiva" contra el proceso soberanista que se está desarrollando en Catalunya, y ha exigido una disculpa a todo el profesorado por la acusación de adoctrinamiento.


UstecStes ha asegurado que las quejas que se perciben en el informe "solo demuestran la nostalgia por los libros de texto del franquismo, que efectivamente adoctrinaban en la religión del nacionalismo español".


El sindicato UstecStes ha considerado "perversas" las finalidades del informe de AMES de crear una policía del pensamiento y un rígido control curricular, y ha abogado por la libertad intelectual y los debates científicos rigurosos.

1 Comentarios

1

Y se enteran ahora, ¿con cuarenta años de retraso...?

escrito por Ramiro 19/may/17    09:35

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH