Los profesionales de Atención Primaria le plantan cara a Comín

Carmen P. Flores

Comin 4


Cuando alguien ha contado tantas milongas, al final nadie se cree las promesas. Eso hace ya tiempo que le viene ocurriendo al responsables de la sanidad catalana, Toni Comín. Tiene tantos frentes abiertos que va a serle muy difícil poner parches en algunos para controlar parte de la grave situación de la sanidad


Cada día sale un tema a relucir , aunque él trate de disimularlo con sus apariciones filosóficas de predicador en TV3 o el resto de medios de comunicación amigos.


El pasado viernes, en las dependencias de la consellería recibía una representación de la recientemente creada Plataforma Rebelión de la Atención Primaria. No estaban solos en esa reunión, los acompañaba la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria y la Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria. Unos colectivos que están sufriendo las restricciones presupuestarias, recortes, pérdidas de derechos e instalaciones en malas condiciones.


Llegaron al recinto con una cierta esperanza de que sus peticiones pudieran ser atendidas. Pero se fueron decepcionados por los resultados. Es que Comín, como siempre, ha sido ambiguo: poca concreción a la hora de decirles cuando van a aplicarse las medidas anunciadas a bombo y platillo y tampoco les ha dicho la cantidad de  dinero que  va a destinar a las mismas.


Ya se sabe, cuando no se conoce la cantidad destinada a un proyecto, ese está muerto. Los profesionales de atención primaria consideran imprescindible y urgente la aplicación de medidas al sistema de atención primaria, que está colapsado.


Hay que recordar que estos profesionales han hecho público hace ya unas semanas un manifiesto en el que expresan las carencias en primaria. El manifiesto , hasta el momento, han sido firmado por más de 70 equipos de asistencia primaria, dos CUAP y algún ayuntamiento.


Es que los presupuestos destinados a la atención primaria han pasado en los últimos 6 años del 18% al 14%. La partida debería subir en una primera fase al 20% para llegar a una situación aceptable que sería del 25%.


Otra demanda que tiene sentido común y que ayudaría considerablemente es la de gestionar las listas de espera de las primeras visitas a consultas externas y las de pruebas complementarias.


Solo hay que ir a las consultas de los centros de salud para comprobar el deterioro progresivo y la sobrecarga de los profesionales. Tampoco hay que olvidarse de la pérdida del poder adquisitivo que han tenido los profesionales  durante estos años.


Todos estos temas se los habían puesto sobre la mesa al conseller Comín, pero la respuesta ya la conocen. Comín ha prometido tanto durante estos dos años que lleva al frente del departamento que ahora no puede comprometerse más porque las elecciones están a la vuelta de la esquina y ya bastante tienen con todas las promesas que no va a poder cumplir, ni que volviera de nuevo a ocupar el cargo, hecho que es imposible que pueda llegar a suceder , por mucho que él lo desee.


Para ERC, Antoní Comín, no ha sido una buena apuesta para cambiar el modelo sanitario. Le ha faltado diálogo con el sector, consenso e inteligencia. En cambio le ha sobrado prepotencia e individualismo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH