Puigdemont vuelve a 'la puta y la ramoneta': emprende la vía unilateral y pide diálogo al gobierno

|

Carles puigdemont 1 1 1


El Govern y los partidos independentistas han escenificado este lunes su apuesta por un referéndum unilateral tras constatar "la negativa" del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a negociar una consulta de estas características.


Lo han hecho con una reunión en la Generalitat a la que han asistido el presidente del Govern, Carles Puigdemont; el vicepresidente, Oriol Junqueras; los consellers Neus Munté y Raül Romeva, y representantes del PDeCAT, ERC, la CUP, Demòcrates, MES y también Podem, pese a que este partido se ha desmarcado de la vía unilateral.


Tras el encuentro, Munté ha considerado que la negociación con el Gobierno central está "en vía muerta" y que la Generalitat debe iniciar los preparativos del referéndum aunque no haya acuerdo porque es un compromiso irrenunciable.


La portavoz del gobierno, Neus Munté, ha calificado de "gravísima y de ignorantes" la opinión del gobierno de "contraponer el referendum a escuchar a la gente" e invitarlos al congreso mientras dicen que es innegocible. Entendemos que hay una gran ignoranxia de la realidad política así como un gran desconocimiento.


Así ha respondido la Generalitat a las palabras de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría cuaándo ha vuelto a emplazar a Puigdemont a comparecer en el Congreso de los Diputados, tras la reunión que ha mantenido el Govern con los partidos políticos favorables al referéndum


Pese a que la expectativa era que Munté anunciara ya el inicio de diálogos para poner ya la fecha al referéndum, la vicepresidenta ha negado que se haya concretado nada. "Fijar fecha y pregunta es imprescindible" pero consideran que antes van a agotar las vías de diálogo y esperan, para ello, que el Gobierno "respete las opiniones que no son las suyas".


Y, para seguir confundiendo ha asegurado que "no estamos en condiciones de ofrecer una fecha y una pregunta" antes de amenazar que "en los próximos días o semanas tendremos esta concreción".


Munté ha aludido también la importancia de la plataforma del Pacte Nacional de Referèndum que no ha sido invitado a participar. Y ha valorado su trabajo que "hemos tenido, tenemos y tendremos en cuenta", asegura.  Pero ha recordado que el Pacte no es un espacio gubernamental y que por tanto el Govern "no les puede pedir a ellos la decisión de marcar la fecha".


De esta manera, el gobierno de Carles Puigdemont ha vuelto a generar una expectactiva para acabar criticando al gobierno de Mariano Rajoy. La misma Munté ha admitido que la reunión de este lunes se ha organizado "para intercambiar opiniones sober la negativa de Rajoy antes de que la Generalitat escuche la opinión de los ciudadanos de Catalunya a través de un referéndum". 


Minutos más tarde, Munté ha empezado a arremeter contra el gobierno dando lecciones a Soraya Saénz de Santamaría, al Gobierno y al Partido Popular a quienes ha acusado de llevar "cinco años sin dar respuesta a los ciudadanos de Catalunya y sólo proponer un debate en el Congreso", razón que les ha llevado a la reunión, se ha excusado antes de recordar a la vicepresidenta que "hacer un referéndum es escuchar a la ciudadania y este es el compromiso que tiene el gobierno de Catalunya con sus ciudadanos".


Obviamente, Munté ha defendido la bondad del gobierno: "No somos nosotros los que nos cerramos al diálogo y al pacto", y ha recordado la carta que Puigdemont envió a Rajoy e invitándoles a hablar sobre el referéndum mientras a la que Rajoy contestó inviándole al Congreso. Pero para la Generalitat esta invitación significa que "el gobierno no quiere el diálogo, ni lo ha querido".


Preguntada sobre la llamada de Pedro Sánchez a Rajoy en la que el líder socialista se ha mostrado firme en su compromiso contra el referéndum, Munté no se ha sorprendido "No hay ninguna novedad en lo que ha hecho el PSOE. No es ninguna novedad que el PSOE y el PP se nieguen a dar la palabra al govern". "La expectactiva de cambio ha durado muy poco en la casa de los socialistas españoles", ha sentenciado.


UNA REUNIÓN CONTROVERTIDA


La reunión entre el presidente del Govern, Carles Puigdemont, y los partidos soberanistas para abordar la concreción de un referéndum ha empezado este lunes pasadas las 17 horas en el Palau de la Generalitat.


En representación del Govern también han asistido el vicepresidente, Oriol Junqueras; el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, y la portavoz y consellera de Presidencia, Neus Munté.


De los partidos, han ido la secretaria general de ERC, Marta Rovira; la coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal; el secretario general de Podem, Albano-Dante Fachin; el portavoz de Demòcrates, Antoni Castellà, y el presidente de MES, Alfons Palacios.


Además, en representación de la CUP han acudido la diputada Anna Gabriel y la dirigente Natàlia Sánchez; el líder de JxSí en el Parlament, Jordi Turull, y el diputado del mismo grupo Lluís Llach.


Entrandoalacumbreindepe


HABLAR "CLARO"


En declaraciones a los periodistas antes de entrar en el Palau, Fachin (Podem) ha explicado que acude a escuchar al presidente, ya que su formación siempre le ha pedido aque hable "claro" sobre sus planes de un referéndum aunque no haya acuerdo con el Gobierno central.


Castellà (Demòcrates) ha expuesto que ha llegado "el momento" de que las fuerzas partidarias del referéndum se pongan de acuerdo con la fecha y la pregunta, y ha deseado que la reunión sirva para esto.


Ni los representantes de JxSí ni los de la CUP han querido hacer declaraciones y han asegurado que el momento de hablar será tras la reunión.


No ha asistido al encuentro ningún representante de Catalunya en Comú, el partido que lideran Xavier Domènech y Ada Colau, que esgrimen que para abordar esto debió convocarse el Pacte Nacional pel Referéndum, 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH