La mitad de pacientes con una enfermedad renal crónica ignora padecerla

|

Renal


Más de la mitad de los pacientes con enfermedad renal crónica (ERC) desconoce padecerla ya que, por ejemplo, del 60 por ciento de los mayores de 80 años que la sufren, sólo son conscientes de la patología el 15 por ciento, según ha informado el doctor de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid y miembro del Consejo del 54 Congreso de la Asociación Renal Europea y Diálisis y Asociación de Trasplantes (ERA-EDTA, por sus siglas en inglés).


Se trata de una enfermedad que padece el 13 por ciento de la población española, porcentaje ligeramente superior a la media europea (12%), pero más bajos que otros países como Arabia Saudí y Bélgica (24%), Polonia (18%), Alemania (17%) y Reino Unido o Singapur (16%). No obstante, la presidenta de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), María Dolores del Pino, ha avisado que en la última década ha aumentado la prevalencia en España un 29 por ciento.


"Las causas del aumento de casos de enfermedad renal crónica en España se deben al incremento del envejecimiento, así como al cambio del estilo de vida de la sociedad, caracterizado actualmente por el sedentarismo y la mala alimentación, lo que provoca hipertensión, diabetes y obesidad, enfermedades ligadas a la ERC", ha comentado la doctora.


No obstante, y a pesar de que esta patología se asocia a una elevada mortalidad prematura, muchos pacientes no saben que la padecen, motivo por el cual se suele decir que es una "epidemia silenciosa". Y es que, a no ser que esté en fase avanzada, no suele dar ningún síntoma, por lo que los expertos han destacado la importancia de los análisis de sangre para detectarla precozmente.


56.000 PERSONAS EN TRATAMIENTO RENAL SUSTITUTIVO


Esto explica que actualmente unas 56.000 personas estén en tratamiento renal sustitutivo, el cual representa ya alrededor del 3 por ciento del gasto sanitario anual. Además, cada año unas 6.400 personas con insuficiencia renal avanzan en el deterioro causado por la patología hasta necesitar tratamiento renal sustitutivo, el cual supone ya el 4 por ciento del presupuesto de la atención sanitaria especializada y su coste medio es hasta seis veces superior al tratamiento del VIH y 24 veces al de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y el asma.


Una terapia que, tal y como han informado pacientes y profesionales médicos de la Fundación Jiménez Díaz, tiene que realizarse hasta tres veces a la semana durante un mínimo de cuatro horas y que, al obligar al riñón a trabajar durante 4 horas lo que haría en 48 horas, provoca a los enfermos cansancio durante las horas posteriores. Además, en la mayoría de los casos estas terapias, llamadas diálisis, son la antesala del trasplante, si bien en los casos en los que no son candidatos se tienen que realizar ya de por vida.


Por todo ello, los especialistas han insistido en la importancia de mejorar la prevención precoz y continuar promoviendo los trasplantes de riñón. Asimismo, la doctora Del Pino ha lamentado que del plan aprobado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) sólo se estén cumpliendo el 30 por ciento de los objetivos marcados, por lo que ha subrayado la importancia de seguir trabajando para hacer que se cumplan.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH