El Banco Popular registra nuevos mínimos históricos

|

Popular


Las acciones de Banco Popular han cerrado la sesión de este viernes a 0,41 euros, lo que implica una caída del 17,4% en la jornada y representa un retroceso bursátil del 38% en la última semana, ante un contexto de extremada volatilidad en el mercado como consecuencia de la incertidumbre que rodea el proceso de venta de la entidad presidida por Emilio Saracho.


De hecho, la capitalización bursátil de Banco Popular ha caído en más de 1.000 millones de euros en la última semana y se sitúa ligeramente por encima de los 1.700 millones euros al cierre de la jornada del viernes.


Tras iniciar la sesión con subidas cercanas al 5% y liderar los avances del selectivo madrileño, los títulos de Banco Popular han experimentado a primera hora de la tarde un descenso superior al 20% que ha arrastrado el precio de la acción hasta los 0,37 euros.


Finalmente, Popular ha cerrado a 0,41 euros por acción, lo que supone registrar nuevos mínimos históricos e implica una caída del 75% en los últimos doce meses, puesto que el 2 de junio de 2016 Popular cerró a 1,67 euros por acción.


Fuentes del sector consultadas apuntan hacia el poco apetito en el mercado por comprar acciones de Popular, por lo que una operación bajista de gran volumen habría podido ser el detonante de la pronunciada caída experimentada a pocas horas del cierre.


TRANQUILIDAD EN EL GOBIERNO


Sus acciones sufrieron a primera hora de la tarde una fuerte caída, superior al 20% y comparable a la de ayer, tras la que vuelven a marcar su mínimo histórico.


Tras iniciar la sesión con subidas cercanas al 5% y liderar las subidas del Ibex, los títulos del banco presidido por Emilio Saracho se han dado la vuelta y han vuelto a entrar en terreno negativo.

Su precio se situó a las 16.00 horas en 0,407 euros, un 18,6% por debajo del cierre de la sesión de ayer jueves, pese a haber alcanzado durante la mañana los 0,525 euros.


Sobre la cotización del banco sigue pesando la incertidumbre sobre su posible venta y las noticias sobre que la entidad no habría superado los umbrales marcados por el FMI en las pruebas del Programa de Evaluación del Sector Financiero (PESF o FSAP por su sigla en inglés).


Para los analistas, las caídas recurrentes son un indicio de que el mercado da cada vez menos credibilidad a la posibilidad de una compra por parte de otra entidad.


El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha transmitido este viernes la "tranquilidad absoluta" del Ejecutivo ante "cualquier eventualidad" relacionada con Banco Popular.


Respecto a la posible venta o ampliación de capital en la entidad, ha comentado en su comparecencia tras el Consejo de Ministros --en la que no ha participado el ministro de Economía, Industria y Competitividad-- que en el Gobierno existe una "tranquilidad absoluta" en relación al proceso.


Sigue leyendo en Pressdigital

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH