La Policía pide un aumento de sueldo en Catalunya por el ambiente propiciado por el independentismo

|

PoliciaNacional


El Sindicato Profesional de Policía (SPP) ha pedido al Ministerio del Interior más salario para los agentes destinados en Catalunya. ¿El motivo? El ambiente propiciado por el independentismo que, aseguran, se parece cada vez más a lo que aún se vive en el País Vasco o Navarra. De esta forma se evitaría el éxodo de policías.


El presidente del sindicato, José Antonio Calleja, hizo llegar esta propuesta el pasado 24 de mayo al ministro Juan Ignacio Zoido. Según ellos, muchos agentes sufren "presión social" por parte de los independentistas y hay un "desarraigo" de los allí destinados.


Según explicó Calleja en 'El País', el ministro estuvo de acuerdo y le anunció que el secretario de Estado elaboraría un informe sobre este tema para "poder implementar" la medida. Desde Interior reconocen en la misma cabecera que esta petición se produjo pero de palabra y que el ministro "tomó nota".


EQUIPARAR A LOS AGENTES A LOS QUE ESTÁN DESTINADOS AL PAÍS VASCO Y NAVARRA


El sindicato quiere que los policías destinados en Catalunya reciban un complemento "territorial" como los del País Vasco y Navarra de 600 euros brutos al mes. En estos lugares se hace desde hace años por la amenaza terrorista y como incentivo.


Ahora bien, un complemento con el mismo nombre -territorial- pero de mucha menor cuantía también se cobra ya en Catalunya, grandes ciudades y otras regiones. Por ejemplo, en Barcelona se cobran 50 euros más al mes; en Madrid, unos 170 euros más; y en Canarias y Baleares, el complemento llega hasta los 140 euros.


Para el sindicato, en Catalunya hay un presión que ha provocado que sea la comunidad autónoma con más vacantes de toda España. De un catálogo de plazas de puestos de trabajo de 3.800 agentes, sólo 2.900 están cubiertas.


Además, desde el sindicato aseguran que ya no hay policías nacionales catalanes ya que todos van a los Mossos. Este hecho hace que todos lo hagan casi por obligación, sabiendo que sus hijos tendrán que estudiar una lengua que no es la suya y con un nivel de vida -como en Barcelona- más caro que en el resto del Estado.


La consecuencia, explica Calleja en 'El País', es, precisamente que "la plantilla esté en continuo movimiento. Un policía que es destinado allí, está un año, dos como máximo, y se va. Esto provoca serios problemas operativos a las unidades ", recalca.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH