Catalunya registra el doble de tentativas de suicidio tras implantar el Codi Risc Suïcidi

|

Suicidio


Catalunya ha registrado 6.388 tentativas de suicidios --realizadas por 5.721 personas-- hasta mayo de 2017, tras cumplirse un año de la total implantación en el territorio del Codi Risc Suïcidi (CRS), lo que supone casi el doble que en el periodo de despliegue 2014-2016, cuando se notificaron 3.500 intentos.


Se trata de los últimos datos disponibles de la Conselleria de Salud de la Generalita sobre el CRS, un instrumento pionero impulsado por el departamento que detecta casos de riesgo y hace un seguimiento telefónico proactivo y también presencial a través del médico de familia.


El jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital del Mar y uno de los impulsores del CRS, Víctor Pérez ha explicado que el aumento en un año responde al despliegue total del código en enero de 2016, y ha añadido que son necesarios tres años desde su íntegra implantación para poder evaluar su eficacia.


Ha celebrado que, desde que se puso en marcha el CRS, "ha mejorado la sensibilización del sistema sanitario", especialmente de los médicos de urgencia y de cabecera, y ha destacado que es importante que la sociedad también se conciencie y, cuando detecte riesgo en una persona próxima, le recomiende ir al médico.


"La gente suele decir cosas como 'no digas tonterías, vamos a tomar una cerveza', pero debería aconsejar visitar al médico de cabecera", ha sostenido Pérez al remarcar que el 80% de los afectados sufre una enfermedad mental, como una depresión o adicción al alcohol, por lo que se tiene que tomar en serio, ha insistido.


También ha precisado que entre el 25% y el 30% de los afectados que tienen un primer contacto con el CRS descarta asistencia médica o dice que ya ha solucionado su problema porque acude a un psiquiatra o psicólogo privado: "La fundación del código es ser proactivo al usuario, pero el derecho del enfermo de decir lo que quiere hacer es indiscutible".


La presidenta de la asociación Després del Suïcidi-Associació de Supervivents (DSAS), Cecília Borràs, ha elogiado que el código "se está convirtiendo en el instrumento más fino en la detección de las tentativas", lo que permite actuar mucho más en un segundo intento, cuando el riesgo aún es más grande, por lo que se pueden salvar vidas.


"ALFABETIZACIÓN" SANITARIA


El director de Salud Mental del Parc Taulí, Diego José Palao, ha destacado que el papel del médico de familia es "esencial" para mejorar la prevención de las conductas suicidas en general, y el CRS contempla su participación en la detección inicial y en la colaboración en el seguimiento con equipos de salud mental.


Ha remarcado la importancia de la alfabetización sanitaria como reto pendiente: "A nivel social, se tiene que considerar el suicidio como un síntoma de un trastorno, de una enfermedad tratable. El suicidio se considera un problema de debilidad individual y no lo es", ha asegurado.


Preguntados por el impacto de series sobre el suicidio como 'Thirteen Reasons Why', Palao ha incidido en que puede ayudar a "desestigmatizar" y a hablar más de este hecho, aunque advierte de la culpabilización de los compañeros de la adolescente protagonista que se quita la vida, y Borràs ha opinado que es demasiado contundente, por lo que no la ve aconsejable para menores sin el acompañamiento de un adulto.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH