PDeCAT y ERC hacen piña en el Congreso para que Germà Gordó renuncie a su escaño

|

GermaGordo 2


Los portavoces parlamentarios de ERC, Joan Tardà, y del PDeCAT, Carles Campuzano, en el Congreso han coincidido este martes en exigir al exconseller Germà Gordó que renuncie al escaño que ocupa en el Parlamento catalán gracias a haber sido elegido en la lista de JxSí que formaron ambos partidos en las últimas autonómicas.


Gordó, al que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) le investiga por supuesta participación en la trama del presunto cobro de comisiones ilegales en CDC, se ha dado de baja del PDeCAT tras 37 años de militancia, pero ha anunciado que seguirá como diputado no adscrito en el Parlament.


Una decisión que tanto ERC como el PDeCAT se han apresurado a censurar. Los republicanos catalanes, por boca de Tardà, han señalado que "muy mal servicio" hace Gordó a la causa que dice defender si no dimite


"Atendiendo a la trayectoria de absoluta pulcritud en todo aquello que atañe a la responsabilidad y a la honestidad, ERC se cree que la capacidad ética y moral de pedir, reclamar y exigir a Gordó que dimita", ha dicho Tardà.


En esta misma línea, Campuzano ha elogiado la "larguísima hoja de servicios" de Gordó, pero entiende que su "último servicio" debería ser renunciar al escaño: "Gordó debe dimitir --ha proclamado--. Desde la presunción de inocencia, no tiene sentido que mantenga un escaño por el que fue elegido con un compromiso de lucha contra la corrupción y no puede existir ningún tipo de duda".


DIPUTADO NO ADSCRITO


El exconseller y diputado de JxSí en el Parlament Germà Gordó ha anunciado que deja el PDeCAT y mantendrá su escaño en el Parlament como diputado no adscrito. Esta decisión llega tras saberse que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) le investiga por supuesta participación en la trama del presunto cobro de comisiones ilegales en CDC.


En un comunicado, ha tomado una decisión "que no va contra nadie" tras tomarse unos días de reflexión ante la presión ejercida por su partido para que renunciara al escaño, y también por el resto de fuerzas de la oposición.


"Causo baja del nuevo partido PDeCAT, y evidentemente del grupo parlamentario JxSí, y permaneceré como diputado no adscrito, en el sentido que me ha pedido la plataforma Nova Convergència y tras haberlo hablado con algunos dirigentes del partido y algunos compañeros de escaño", ha asegurado.


Según Gordó, esta decisión, "además de poner final al conflicto referido con la dirección del PDeCAT, es una declaración de intenciones políticas", supone una puerta abierta al futuro de la política catalana para aportar ideas, principios y actuaciones que, en su opinión, están huérfanas de representación.


Lo hará a través de Nova Convergència, destacando que meses atrás se dotó de una mínima organización para tomar decisiones: "Sin personalismos, querría ofrecer a tanta gente que me consta que lo reclama, un futuro de plenitud nacional, progreso social y económico y fomento de la convivencia".


ACTITUD "INCOMPRENSIBLE"


Aunque se abre a colaborar con los que han sido sus compañeros de militancia, considera "incomprensible" la actitud de su partido, empezando por la de la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal.


El exconseller ha destacado que el viernes, tras abrirse investigación contra él, acordó con la dirección del partido un comunicado donde renunciaba a presidir la comisión de justicia de la cámara "para evitar que alguien malévolamente considerara que la situación perjudicaba el proceso" soberanista, pero que iba a conservar el escaño.


Sin embargo, horas después, Pascal, le exigió públicamente que abandonara el partido, lo que supuso "un punto de inflexión que de manera evidente ha llevado a una situación de pérdida de confianza mutua".


REFORMA 


Para Gordó, se trata de un cambio de criterio "incompresible", y más ahora que JxSí trabaja en una reforma que establece que sea la apertura de juicio oral y no una investigación lo que obligue a los diputados a dejar de ejercer sus funciones, aunque no el acta de diputado.


También le choca que haya electos en el PDeCAT investigados a los que no se les cuestiona que sigan desarrollando su trabajo: "No tiene sentido defender el derecho a la presunción de inocencia si no se puede materializar. Es como si alguien defiende el derecho de autodeterminación pero no lo deja ejercer".


Tras recordar su temprana militancia por ideología y convencimiento, ha apuntado que estar en un partido no significa estar de acuerdo con todo lo que se hace, pero que siempre ha asumido "responsablemente" todas las decisiones que se han tomado aunque discrepara de ellas.


Sin embargo, ha añadido que asumir decisiones no conlleva no tener opinión o poderla manifestar, y que así lo ha hecho sobre determinadas cuestiones de orden ideológico y estratégico que "no fueron consideradas adecuadas por la dirección, o hasta en algún caso por la mayoría de la militancia".


Así, ha recordado que discrepó de cuestiones como declarar "obsoleto un activo tan inmenso como CDC, o dejar de lado valores esenciales para una sociedad moderna y democrática, que CDC siempre defendió e hicieron crecer Catalunya durante muchos años".


TURULL NO COMPARTE QUE SE MANTENGA COMO DIPUTADO: "ME SABE MUY MAL"


El presidente del grupo parlamentario de JxSí, Jordi Turull, ha asegurado este martes que no comparte que Germà Gordó mantenga su escaño en el Parlament como diputado no adscrito porque "si hay un grupo parlamentario en el que nadie se puede sentir moralmente propietario de su escaño este es JxSí".



En una entrevista de TV3, Turull ha criticado la postura de Gordó tras saberse que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) le investiga por supuesta participación en la trama del presunto cobro de comisiones ilegales en CDC: "No puedo estar en absoluto de acuerdo".


Ha recordado que con este grupo se dijo que al no poder contar votos se contarían diputados, en referencia al proceso soberanista: "Me sabe muy mal que haya tomado esta decisión y no la comparto en absoluto".


EL PDECAT INSISTE EN QUE DEJE SU ESCAÑO


El PDeCAT ya ha insistido esta mañana en pedir al exconseller y diputado de JxSí en el Parlament Germà Gordó que renuncie a su escaño. "Nos reafirmamos en que lo mejor es que el citado diputado renuncie a su escaño en el Parlament", sostienen en un breve comunicado, donde aseguran que, pese a defender la presunción de inocencia como pilar fundamental en un Estado de Derecho, creen que el momento político actual requiere generosidad personal y colectiva.



Según el partido, el PDeCAT está comprometido "con la regeneración de la vida pública catalana en todos los sentidos" tras saberse que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSCJ) abrió investigación a Gordó por supuesta participación en la trama del presunto cobro de comisiones ilegales en CDC.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH