El Pacte Nacional se desinfla y Puigdemont, solo ante el peligro

Carmen P. Flores

PactePelReferendum


Dicen que en muchos casos, el padre se suele comer al hijo. Esto es lo que ha sucedido con el Pacte Pel Referéndum: el presidente Puigdemont ha terminado con él, después de haberlo impulsado en diciembre del pasado año.


La "plataforma" encargada de mantener la llama del referéndum estaba tocada después de la convocatoria de partidos  que hizo Puigdemont, en el Palau de la Generalitat, saltándose a la torera el Pacte Pel Referéndum. Muchos de sus componentes se sintieron utilizados y ahí empezó el principio del fin. Los tontos útiles se dieron cuenta de que algo no estaba funcionando, que había sido una jugada en toda regla. Por eso, Joan Ignaci Elena ha dejado el cargo este martes, al considerar que su trabajo ha concluido. "El Pacte Nacional, ni avala ni desautoriza ninguna de las decisiones que se tomen", ha dicho Elena.


La Plataforma ha manifestado que no es su trabajo pronunciarse sobre si la Generalitat debe hacer un referéndum unilateral, por eso, la decisión la ha dejado en manos de Puigdemont y le han devuelto la pelota.


Tan poca falta de implicación no ha sido la actitud de Elena en todo este proceso desde que se constituyó la plataforma de apoyo total al gobierno de Puigdemont.


Solo días después del conclave del Palau Elena cambió el discurso. En unas declaraciones en TV3, se desmarcó del gobierno catalán y defendió que "es tan demócrata quien defiende que haya un referéndum, como quien defiende que no lo haya".


El giro del Pacte Nacional Pel Referéndum ha quedado patente en esta última reunión, donde se ha planteado que la Plataforma se convierta en un instrumento de debate y reflexión.


Se han podido ver caras largas que expresaban la decepción de más de uno de los integrantes del Pacte, que han visto como el trabajo intenso de todos estos meses ha servido para bien poco.


Ahora, cuando queda pocos días para que termine la semana, Puigdemont tiene que decir fecha y pregunta del tan cacareado referéndum. ¿Será así? Le queda otra salida, la convocatoria inmediata de elecciones, en las que él no será cabeza de lista. Eso no beneficiaría al PDeCAT, su partido, pero es lo que hay.


Decía Sir Winston Churchill que "el precio de la grandeza es la responsabilidad".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH