Urkullu se desmarca de la vía catalana y asegura que Euskadi y Catalunya viven realidades diferentes

|

Urkullu 2


El lehendakari, Íñigo Urkullu, no quiere seguir el camino catalán. Lo ha dejado claro en unas delcaraciones donde tras reconocer el mérito al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha recordado que Catalunya y Euskadi son diferentes, también en sus elecciones políticas.


En un primer momento el lehendakari ha defendido la voluntad del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de seguir con el intento de "diálogo" con el Gobierno central, "más allá" de la posible convocatoria de un referéndum o de la pregunta que plantearía esa consulta.


En cualquier caso, el presidente del Gobierno vasco ha matizado que en Euskadi siguen su "propia vía", basada en ese diálogo, así como en "la negociación, el acuerdo y la ratificación". En primer lugar, de modo interno, "entre diferentes", en el seno de la propia Comunidad vasca y, después, con la búsqueda de un pacto con el Estado.


Igualmente, ha reconocido que tanto Catalunya como Euskadi son dos "pueblos" con realidades "bien diferenciadas", también "entre sí". En ese sentido, ha destacado la existencia de una cultura, una historia, un sistema institucional y un nivel de autogobierno "muy diferenciados" y una voluntad política de conformarse "como naciones".


Urkullu ha efectuado estas declaraciones en la Sala Blanca del Ayuntamiento de Segovia, donde ha sido recibido por la alcaldesa de la ciudad, Clara Luquero, antes de la intervención del lehendakari en la sexta edición del ciclo de conferencias 'Valores y sociedad', que organiza la Fundación Valsaín y que este año se titula 'La Europa que queremos'.


En cuanto a esa realidad continental, Urkullu ha apuntado que no escapa, al igual que el contexto español y el resto del concierto internacional, de lo que ha definido como "tiempo de incertidumbres". Unas "incógnitas" a las que ha contribuido el resultado de las elecciones celebradas en el Reino Unido, como ha afirmado.


Unos comicios que tendrán "consecuencias" en la estabilidad, tanto del propio Reino Unido como en el proceso del Brexit, que "en sí mismo" también es un elemento que genera incertidumbre en la Unión Europea (UE), según el análisis del lehendakari.


PROYECTO CONTINENTAL


Sobre el futuro del proyecto continental, Íñigo Urkullu ha abogado por la introducción de acuerdos "transnacionales" que no solo incluyan a los estados-nación, sino también a las "naciones-estado o regiones".


El presidente vasco ha matizado que el sistema de construcción que ha seguido la unión ha contribuido a una "desafección" ciudadana hacia el proyecto, dado que los acuerdos que se adoptan en las instituciones comunitarias son fruto de negociaciones entre estados y no son ratificados ni "conocidos" por la población.


Urkullu ha argumentado que, hace alrededor de un mes, le trasladaba al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, su apuesta por una "gobernanza multinivel". Una alternativa para "reformular" el sistema de la unión hacia uno bicameral, con el Parlamento Europeo en el que se integren los estados-nación y una segunda cámara que "pueda ser" la de las naciones-estado o regiones, como ha apostillado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH