Iglesias escurre el bulto sobre la soberanía nacional ante la insistencia de Rajoy

|




PabloIglesiasmociondecensura


El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha evitado hasta en tres ocasiones responder a la pregunta que le ha dirigido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante el debate de la moción de censura, para que aclare si cree en la soberanía nacional.


En su réplica a, Iglesias ha optado por responder a Rajoy con otra pregunta: "Eso mismo querría preguntarle yo a usted cuando se puso de acuerdo con Zapatero para reformar el artículo 135 de la Constitución, qué significa para usted la soberanía".


Como el jefe del Ejecutivo ha vuelto a insistir en el tema --añadiendo que le intranquilizaba su falta de respuesta--, Iglesias se ha zafado de la pregunta, en otras dos ocasiones, haciendo la interpretación de que Rajoy le estaba acusando de no ofrecer ninguna solución al problema territorial. "Diga que no está de acuerdo, pero sí que lo he hecho", ha replicado.


En su últimas palabras antes de que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, suspendiese la sesión, Rajoy ha insistido: "Sigue siendo incapaz de responder a si los españoles tienen el derecho de decidir sobre lo que quieren que sea su país".


Iglesias sí ha acusado al presidente de "esconder la cabeza como un avestruz" ante el auge del independentismo en Cataluña y le ha dicho que es un problema que él "solo sabe resolver a lo bruto, a golpes". Además, le ha preguntado si piensa meter en la cárcel a todos los independentistas o enviar a la Guardia Civil a suspender la autonomía.


Es más, ha destacado que el PP se ha convertido "en una fuerza marginal" en Cataluña y en Euskadi, mientras que Podemos fue la más votada en ambas comunidades en las dos últimas elecciones generales, así que le ha pedido que reflexione: "A lo mejor es por algo".


Sin embargo, Rajoy le ha respondido aconsejándole que tenga cuidado con "las ambigüedades" y los "cálculos políticos" que, a su juicio es precisamente lo que hace Iglesias. Y ha añadido que "es mejor estar con las convicciones que con los cálculos políticos, porque con estos acabas perdiendo siempre".


Rajoy le ha respondido también a su acusación sobre la reforma del artículo 135 de la Constitución --hecha en verano de 2011 para constitucionalizar la estabilidad presupuestaria-- remarcando que esa es una reforma que, según la propia Carta Magna, puede hacer el Congreso.


"La soberanía nacional no la puede reformar esta Cámara", ha proseguido, sino que debe hacerlo "el conjunto del pueblo español". "Es una diferencia que no es menor, el Gobierno no puede disponer de lo que no es suyo", ha argumentado.


Mientras Rajoy insistía en destacar la falta de respuesta de Iglesias sobre la soberanía nacional, éste le ha dicho una y otra vez que le veía "nervioso" y con un tono más arrogante y con menos tablas parlamentarias de lo que es habitual en él.


También ha tratado de decirle que quien no es de fiar es él, puesto que tiene "tantos amigos en la cárcel", y que los delitos de corrupción que han cometido "señores con corbatas y trajes caros) --ha mencionado a Gustavo de Arístegui, Vicente Martínez Pujalte, Pedro Gómez de la Serna o Rodrigo Rato-- son peores que los escraches. "No sí si hacen escraches pero delincuentes tienen más que nadie", ha dicho.


UNA APUESTA POR EL REFERÉNDUM Y UNA ESPAÑA CONFEDERAL


El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido este martes que "repensar el Estado español" significa "asumir el derecho del pueblo catalán a decidir su futuro en referéndum" y a partir de ahí discutir un nuevo modelo de Estado plurinacional "con dispositivos administrativos nuevos". Es más, cree que habrá que pensar en "nuevas fórmulas federales o confederales".


Además, ha recalcado que "lo que vale para Cataluña debe valer para el País Vasco y para las naciones históricas si la mayoría de sus ciudadanos y organizaciones lo exigen".


En este punto, Iglesias ha mencionado al País Vasco, a Navarra --que debe "abandonar el viejo navarrismo de UPN-- y a "Galiza", donde ha definido el movimiento 'Nunca Mais' --surgido con el hundimiento del petrolero Prestige en 2002-- como un "15M anticipado".


Acto seguido, ha añadido que "el mapa plurinacional no estaría completo sin Andalucía". Luego se ha referido a Baleares, el "País Valenciano", al "aragonesismo", a "Asturies" y así ha hecho referencias a todas las comunidades autónomas.


El líder de Podemos ha dado por hecho que no pueden esperarse propuestas de solución en ese ámbito por parte del PP o de Ciudadanos, y por eso ha apelado al PSC, confiando en que después de las primarias socialistas "vuelva su vieja lucidez, entiendan que hay que buscar una fórmula para que los catalanes decidan" y estén dispuestos a pensar junto a Podemos "España y Cataluña".


Iglesias ha acusado al PP de no entender la plurinacionalidad de España y de pretender imponer una visión "caduca e irreal" de España. "No entienden España y no están capacitados para gobernarla", ha remachado. Iglesias ha advertido de que resolver el problema territorial español "es una tarea de dirección de Estado" 


RAJOY: "PARA MI ESPAÑA ES UN PROYECTO COMPARTIDO DE VIDA"


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha respondido a Pablo Iglesias y le ha exigido "claridad" en su postura respecto a la reivindicación independentista de Cataluña y el modelo territorial español y ha dejado claro que él tomará siempre sus decisiones respetando la ley, los derechos de los españoles y el pluralismo.


En su réplica al líder de Podemos, Rajoy ha dedicado una parte de su intervención al debate territorial porque, según ha reconocido, le "preocupa" la visión de España de Iglesias. "Para mi España es un proyecto compartido de vida", ha explicado.


RAJOYMOCION


El presidente del Gobierno ha recordado que los españoles decidieron la configuración territorial del país cuando votaron a favor de la Constitución, que incluye la unidad de la nación, la soberanía nacional, la igualdad de los ciudadanos y sus derechos fundamentales. "Eso quisimos los españoles y así seguirá siendo mientras los españoles no decidamos otra cosa diferente", ha avisado.


"¿Cree en la soberanía nacional o tenemos que suprimirla? ¿Todos los españoles tienen derecho a decidir lo que quieren que sea su país o unos cuantos deciden y el resto acepta?", ha preguntado directamente a Iglesias avisando de que en este asunto "no caben ambigüedades, medidas tintas ni cálculos políticos".


Rajoy ha insistido en que la primera obligación de quien quiere ser investido presidente del Gobierno es explicar si cree en la unidad de su país y si está dispuesto a defender la soberanía del conjunto de la nación. "Lo demás son palabras o palabros", ha continuado antes de censurar la defensa de Podemos de un referéndum pactado para Cataluña.


Iglesias, por su parte, ha preferido insistir en que hay posibilidades políticas para hacer un referéndum en Cataluña, como la ley reguladora de los referendos, que habla de "provincias" afectadas. También ha recordado que una sentencia del Tribunal Constitucional de 2014 llamaba al Parlament y a las Cortes a buscar una solución dialogada.


El candidato a la Moncloa ha acusado a Rajoy y al PP de no tener "nada que decir" a los catalanes, como tampoco a los jóvenes españoles y, en definitiva, de no tener "proyecto de país" y de estar viviendo "un epílogo".


El jefe del Ejecutivo ha subrayado que la aspiración de los independentistas es "que una parte de España se separe del resto y esa decisión la adopten sólo una parte de los españoles", relegando al conjunto de la ciudadanía a la posición de "espectador". Y ha dejado claro que él no aceptará nunca esta postura.


IGLESIAS: "ESTÁN HUNDIENDO A ESPAÑA Y FRUSTRANDO A LOS JÓVENES"


El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha avisado a Mariano Rajoy de que pasará a la historia como "el presidente de la corrupción" y ha explicado que la moción de censura que debate este martes el Congreso tiene como objetivo "juzgar una época" en la que el PP representa, según ha reprochado, "lo malo conocido y el miedo".


"Están hundiendo a España y frustrando a los jóvenes. Están usando el miedo para robar. Pero se está acabando la historia del miedo en el país. España vive un momento muy especial en su historia y hoy estamos juzgando una época", ha advertido Iglesias en su primera intervención desde la tribuna como candidato en la moción de censura.


Iglesias ha utilizado la gestión de los ayuntamientos gobernados por Podemos y sus socios como ejemplo de que "se puede gobernar de otra forma "más eficiente y más moderna". "Seguro que haremos algunas cosas mal, pero nosotros no robamos", ha ofrecido.



Según ha lamentado, "no es normal" que el partido que sostiene al gobierno haya acudido a las elecciones "financiado ilegalmente", que todos sus tesoreros menos uno estén siendo investigados por corrupción o que el presidente envíe mensajes de ánimo a corruptos. "Podemos no estar ideológicamente de acuerdo, pero no es normal", ha sostenido después de repasar los números del Congreso para evidenciar que "si hubiera voluntad política" el PP "mañana podría estar fuera del Gobierno".


Con este objetivo, el líder de Podemos se ha dirigido a los socialistas durante su intervención inicial, a quienes ha llamado a un acuerdo para sacar al PP del gobierno tras haber fracasado el intento de hace un año después de las elecciones. "Asumo los errores que pude cometer. Les pido que asuman los suyos y trabajen con nosotros", ha tendido la mano.

relacionada Montero acusa a Rajoy de haber "encendido la mecha" de la actual crisis con Catalunya

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH