El juicio del caso Palau queda visto para sentencia con CDC manchada por la corrupción

|

Casopalau


El juicio del caso Palau ha quedado visto para sentencia después de 3 meses y medio de juicio y casi 8 años después de aquel verano de 2009 cuando los Mossos irrumpieron en el Palau de la Música para registrarlo. El juicio ha terminado con el informe del abogado que representa a CDC y el turno de palabra de algunos de los acusados como Gemma Montull y Daniel Osácar.


Se prevé que la sentencia del juicio, que ha durado prácticamente tres meses, se hará pública después del verano. En total, hay una quincena de acusados. 


El fiscal reclama 14 años y 9 meses de cárcel para Millet y 10 años y 10 meses para Jordi Montull. El punto de inflexión del juicio tuvo lugar semanas antes del comienzo, cuando las defensas de Millet, Montull y su hija y ex directora financiera, Gemma Montull, pactaban con el fiscal confesar las comisiones de CDC a cambio de una rebaja de pena. 


INFORME FINAL DEL ABOGADO DE CDC


El abogado de CDC, Xavier Melero, ha destacado, en el juicio del caso Palau, el caso único en la democracia española que supone la desaparición del partido tras ser investigado por presunto cobro de comisiones a través del Palau de la Música, y lo valora como un "acto de contrición" si la investigación efectivamente fuese el motivo.


En la presentación del informe final en la última sesión del juicio, Melero ha afirmado este viernes: "No sé si la desaparición de CDC como sujeto político tiene algo que ver con las responsabilidades que se pueden derivar de este procedimiento, pero, si es así, sería un caso único en la historia de la democracia española que alguien haga acto de contrición o examen de conciencia".


Ha admitido que la formación --que ha estado presente en todos los hitos de la transición y democracia española, ha dicho-- ha tenido sus errores y defectos, pero "esta fragilidad y el nivel de conciencia es coherente" con mucha gente honorable del partido.


Además, la defensa de CDC como responsable a título lucrativo del expolio del Palau de la Música cifra en 2,4 millones de euros, como máximo, la cantidad que se le podría reclamar por presuntas comisiones recibidas de la constructora Ferrovial frente a los 6,6 millones que exige la Fiscalía. 


Melero ha invocado la jurisprudencia para alegar que los millones de euros que el extesorero de CDC Carles Torrent recibió supuestamente en efectivo del Palau de la Música en comisiones ilícitas de Ferrovial no se pueden reclamar al partido, ya que el desvío habría sido materializado por una persona que murió sin ni siquiera haber sido investigada.


GEMMA MONTULL DENUNCIA ACOSO SOCIAL


Los ex responsables del Palau Fèlix Millet y Jordi Montull no han querido utilizar el último turno de palabra a que tienen derecho en todo juicio penal.


Quien sí ha hablado ha sido la ex directora financiera del Palau, Gemma Montull, que ha explicado que ha sufrido acoso social desde 2009. Denuncia que ha sido "víctima de insultos" y menosprecio social desde que se destapó el casoy que ha tenido que ir varias veces a los Mossos a explicar estos episodios.


DANIEL OSÀCAR AL TRIBUNAL: "SOY ÍNTEGRO, HONESTO Y HONRADO"


El extesorero de CDC Daniel Osàcar, acusado por las supuestas comisiones ilegales del partido, ha apelado al tribunal en su turno de palabra al final del juicio del caso Palau para defender que es un hombre "íntegro, honesto y honrado" y ha confiado en su absolución.


En la última sesión del juicio, Osàcar ha acusado al fiscal Emilio Sánchez Ulled --que pide para él ocho años de cárcel por tráfico de influencias-- de querer silenciarlo al hacerle pocas preguntas en su interrogatorio como acusado.


"Sin duda, fue una decisión inteligente pero poco equitativa", ha reprochado al fiscal, y ha añadido que sí pudo explayarse en las respuestas a las preguntas de su abogado.


Osàcar ha explicado que, tras las declaraciones del expresidente del Palau de la Música, Fèlix Millet, y de su mano derecha, Jordi Montull, --dijeron que CDC usó la institución para cobrar de Ferrovial--, estaba preparado para un "largo y profundo interrogatorio", que no sucedió porque tal vez no iba como el fiscal quería, según él.


El único extesorero encausado por el caso Palau --su antecesor, Carles Torrent, aparece en numerosa documentación pero murió antes de la investigación-- se ha definido como un hombre "creyente, de bien, sencillo y humilde" y que ha dedicado buena parte su vida a ayudar a otros.


En cambio, el fiscal dijo en una de las sesiones que Osàcar fue "el gatillo de la pistola" de CDC para cobrar comisiones ilegales a la constructora Ferrovial a cambio de la concesión de obras pública desde las instituciones que el partido controlaba.


"Soy creyente, soy católico practicante y recibí de Dios el don de la fe. Soy un hombre de Iglesia que intenta seguir el camino del Evangelio", ha defendido Osàcar, que en breve cumplirá 82 años.


Ha relatado también su relación de siempre con el Palau y su amor por la música: "He llevado siempre el Palau en el corazón. ¿Cómo pueden pensar que pude colaborar con su expolio?".


El extesorero ha asegurado que podría haber llevado a 70 u 80 personas al juicio, sin ninguna relación con CDC, para explicar que él es un hombre de bien y que podrían decir: "Conocemos a Osàcar y no es ningún corrupto ni ladrón ni es un delincuente".


Al final de su intervención, que ha llevado escrita, Osàcar ha dado las gracias al tribunal que lo ha juzgado "por su saber hacer, su excelente conducción del juicio y por su rigor".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH