Un hombre atraca un banco para no volver a casa con su mujer e ir a la cárcel

Matrimonio


Un hombre cansado de vivir con su esposa tuvo la idea de robar un banco para ir a la cárcel y no ver en un largo tiempo a su mujer. Pero el destino hizo que no fuera así. La justicia de Estados Unidos le condenó a arresto domiciliario.


La historia empezó en septiembre de 2016 cuando John Ripple, un hombre de setenta años, ingresó en una sucursal bancaria. Fue directamente al cajero y le dijo: “tengo un arma, dame el dinero”. El empleado cedió y le dio 3.000 dólares. Con el dinero en la mano se sentó en la recepción a esperar a la Policía y se entregó.



Ripple le explicó a un agente del FBI que había discutido con su mujer y que no quería volver a su casa en un tiempo. En el juicio escribió una carta a su mujer, Remedios, para aclarar que prefería estar en la cárcel que en casa. El hombre se declaró culpable, pero su abogado pidió clemencia y los magistrados decidieron una sentencia de seis meses de arresto domiciliario. Además, tres años de libertad vigilada y 50 horas de trabajo comunitario. La sentencia fue publicada esta semana.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH