¿Es oro todo lo que reluce en el Girona?

|

Gironacity


Un equipo que consigue pasar de estar en concurso de acreedores a subir a Primera División en cuatro temporadas no debería recibir más que palabras de elogio. Es toda una proeza -sí, la del Girona- que, con uno de los presupuestos más humildes del fútbol profesional catalán,  ha creado una generación para el recuerdo, un nivel futbolístico envidiable y unos socios y vínculos cruciales para el devenir del éxito deportivo e institucional.


Parece oro todo lo que reluce, pero siempre está bien darle la vuelta a las cosas y mirar a ver de dónde vienen. El Girona viene de un concurso de acreedores, como ya hemos dicho, justo antes del inicio de la temporada 2013-2014, por lo que no estaba para muchos trotes. Ese año logran salir del descenso en la última jornada gracias a Pablo Machín, el mister revulsivo de aquel año.


Si el fútbol tiene pegas, una de las que más pesan es la necesidad del dinero para todo. El fútbol es un mundo inmediato, impaciente, que no puede pararse a esperar a que los jugadores crezcan para ser competitivos; para estar al pie del cañón necesitas resultados a la de ya. Ya quisieran algunos que el modelo de Liga o de deporte estuviera basado en la proyección de los jóvenes, como en los deportes americanos, donde el peor equipo de la temporada escoge al mejor jugador universitario al año siguiente, y de la última posición pueden pasar a luchar por el título en apenas un año.


El símil con la gestión deportiva de ultramar es necesario porque el Girona pasa de estar al filo del descenso a colarse en la promoción de ascenso a Primera División en la temporada 2014-2015, solo un año después. ¿Sigue siendo oro todo lo que reluce? 


El 1 de julio de 2015, dos ex directivos de Canal Plus Francia, Jean-Louis Dutaret y Samir Boudjemaa, se hacen con el 80% de las acciones del club y se presentan como sociedad. La operación tuvo como gestor a Pere Guardiola, hermano de Pep Guardiola, que siempre movió los hilos al margen del consejo de administración desde entonces. Pep Guardiola es entrenador del Manchester City, propiedad del fondo de inversión del emirato de Abu Dhabi, City Football Group (CFG), que a su vez controla el Melbourne City FC, el New York City FC, el CA Torque de la Segunda División Uruguaya y el 20% de las acciones del Yokohama Marinos. El CFG está en negociaciones para comprar el Girona. Esta temporada 2016-2017, la segunda equipación del club gerundense era de color azul cielo, igual que la primera del City.


Siguiendo con el tema, el siguiente movimiento de Pere Guardiola, con el cargo oficial de asesor externo, es incorporar a Ignasi Mas-Bagà, que pasó seis años en Mediapro y fue nombrado director general y presidente del consejo de la entidad gerundense. Mediapro y su dueño, Jaume Roures, son una de las claves del ascenso del Girona de este año, junto con la agencia de representación deportiva del propio grupo audiovisual, Media Base Sports, controlada por Pere Guardiola. Este año, con el ascenso a Primera, el Girona pasará de recibir 6,3 millones de euros en derechos de televisión a 40 millones. ¿Sigue siendo oro todo lo que reluce?


En esta línea cronológica, en la temporada 2015-2016 el Girona se queda a las puertas de la Primera División al perder contra Osasuna en la última eliminatoria. Finalmente, esta última temporada, con la presencia importante de Pablo Maffeo y Pablo Marí, dos cedidos del club citizen, consiguen el ascenso a la élite del fútbol español. ¿Proeza o experimento?

 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH