Los funcionarios empezarán a cobrar la paga extra de 2013 el año que viene

|

Sindicatosygeneralitat


La Generalitat y los sindicatos mayoritarios de la función pública, UGT y CC.OO., han formalizado este viernes los acuerdos de la Mesa General de Negociación, que estipulan una reducción de la temporalidad de la ocupación y la recuperación parcial de derechos y condiciones laborales, como la paga extra de 2013.


La reunión ha tenido lugar en la Conselleria de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda, y se ha formalizado con la firma de la titular del departamento, Meritxell Borràs; la secretaria general de la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos de la UGT de Catalunya, Encarna Fernández, y el coordinador del área pública de CC.OO., Joan Maria Sentís.


El pasado viernes la Mesa de la Función Pública llegó al acuerdo de reducir la temporalidad de la ocupación en la Administración al 8% en tres años --actualmente es del 30%--, para estabilizar la ocupación y recuperar puestos de trabajo.


Además, también se acordó la recuperación parcial de derechos y condiciones laborales, como nuevos supuestos por incapacidad laboral con la percepción del 100% del salario, el retorno del 10% de la paga del 2013 en 2018 y calendarizar el retorno de las pagas antes del 30 de septiembre.


Borràs ha explicado que con el acuerdo "se iniciará el retorno del pago de 2013, que se hará con un 10% en 2018, y se terminará de pagar el 20% que falta de la paga extra de 2012", y ha augurado unas 20.000 contrataciones previstas para reducir la temporalidad, al mismo tiempo que ha reconocido que aún no hay acuerdo con los sindicatos en este ámbito.


Ambos representantes sindicales se han mostrado satisfechos con el acuerdo y han coincidido en que se trata de un primer paso para acabar de recuperar los derechos de los trabajadores públicos.


LOS SINDICATOS QUIEREN MÁS DERECHOS 


Respecto a la necesidad de reducir la temporalidad y contratar nuevos funcionarios, Encarna Fernández (UGT) ha asegurado que "se han perdido 50.000 puestos de trabajo", sin embargo, ve en este acuerdo un camino para recuperar derechos laborales.


En esta misma línea, el representante de CC.OO., Joan Maria Sentís, ha enfatizado en la necesidad de seguir negociando porque quieren más derechos, sobre todo en el ámbito de la temporalidad: "Estamos lejos de las cifras de la Conselleria pero con esta reducción ya hemos fijado un objetivo claro".


Además, Sentís ha reconocido que el acuerdo es de su agrado porque es parcial, ya que, ha asegurado, "quedan muchas cosas pendientes".


La Generalitat y ambos sindicatos han acordado volverse a reunir en septiembre para calendarizar el retorno del resto de las pagas extras, una reunión en que está invitado el otro sindicato de trabajadores públicos que forma parte de la Mesa de Negociación de la Función Pública, la Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC), que no ha ratificado el acuerdo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH