Casimiro Molins Ribot, presidente de Cementos Molins, muere a los 97 años

|

Casimiromolins


El presidente de Cementos Molins, Casimiro Molins Ribot, ha muerto este domingo a la edad de 97 años, según un comunicado conjunto del consejo de administración de la empresa, los trabajadores y la familia.


El empresario, licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona, era padre de seis hijos y tenía 24 nietos. Durante 71 años fue miembro del consejo de administración del grupo, en el que ocupó diversos cargos de responsabilidad.


En 1945 fue nombrado consejero y secretario del máximo órgano de gobierno de Ciments Molins, en 1972 asumió el cargo de consejero delegado y desde 1986 ostentaba la presidencia de la empresa. Recibió la Creu de Sant Jordi en 2012.


La compañía catalana, cuyo actual consejero delegado es Julio Rodríguez, obtuvo en 2016 unas ganancias de 63,9 millones de euros, lo que supone un 25,6 % más que en 2015.


Esta empresa cementera está controlada en un 91 % por la familia Molins, dispone de 12 plantas integradas de fabricación de cemento repartidas entre España, México, Argentina, Bolivia, Uruguay, Bangladesh y Túnez, y el año pasado facturó 691 millones de euros.


La familia, el consejo de administración y los trabajadores de la empresa han lamentado en un comunicado la pérdida de Molins Ribot, bajo cuyo mandato la cementera consolidó su crecimiento e internacionalización.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH