El exjefe de Asuntos Internos de la Policía niega la existencia de la 'Operación Catalunya'

|

Martin Blas Operacion Catalunya

Martín Blas ha comparecido ante la comisión de investigación de la 'operación Catalunya'.


El exjefe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional Marcelino Martín Blas ha negado este martes en el Parlament la existencia de la denominada 'Operación Catalunya' de supuesta guerra sucia del Estado contra políticos catalanes por su ideología soberanista, y ha dicho que este concepto se acuñó desde los medios de comunicación para referirse a las informaciones policiales relacionadas con Catalunya.


Acompañado de su abogado, Martín Blas ha comparecido en la comisión de investigación sobre la 'Operación Catalunya' en el Parlament, en la que también estaban citados el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que han declinado acudir recordando que un informe del Consejo de Estado les exonera de hacerlo.


Martín Blas ha destacado que "no ha existido tal operación en el periodo" en el que dirigió Asuntos Internos entre el 23 de febrero de 2012 hasta el 27 de marzo de 2015, y ha desmentido las acusaciones que apuntan a que la trama contra Catalunya la habría orquestado él junto al excomisario José Manuel Villarejo y el exdirector adjunto operativo (DAO) Eugenio Pino, además de otros cargos.


El exjefe policial ha dicho que jamás ha estado relacionado con el PP y que algunos sectores le han querido relacionar con la supuesta 'Operación Catalunya' por sus investigaciones "incómodas" sobre el 'caso Nicolás', aprovechando con mala intención la reunión que mantuvo en octubre de 2014 en Barcelona con el fiscal Emilio Sánchez Ulled que investigaba el caso Palau.


Sobre aquella reunión, Martín Blas ha defendido que volvería a repetirla porque era necesaria para la lucha contra la corrupción, y ha insistido en que aquél encuentro no estaba relacionado en ningún caso con la supuesta 'Operación Catalunya': simplemente decidió hablar con el fiscal cuando en su unidad se detectó nueva información que permitía "desencallar un caso que era viejo, el del 3%, pero en el que no se lograba avanzar".


Según ha detallado, se decidió revisar el caso para buscar más pruebas y se encontró que "los extesoreros de CDC eran los que habían hecho el desfalco del caso Palau", una información que Martín Blas quiso trasladar al fiscal.


Ha negado que aquél encuentro fuera para coaccionar a Ulled con el objetivo de que persiguiera a CDC: "Sólo le dije que la investigación podría continuar con el extesorero Daniel Osàcar y me dijo que ya vería. Y hasta luego, nada más".


Martín Blas también ha negado haber viajado a Andorra para perseguir a la familia Pujol, aunque sí ha detallado que el consejero delegado de la Banca Privada de Andorra (BPA) Joan Pau Miquel le entregó en la recepción de un hotel un trozo de papel en el que se detallaban los números y los importes de las cuentas del expresidente Jordi Pujol, su mujer Marta Ferrusola y una de sus hijas: "El famoso pantallazo no es cierto. Me dio los datos escritos en un papel".


Sobre cómo llegó a reunirse con Joan Pau Miquel y tener esta información, se ha referido a una boda en junio de 2014 en la que compartió mesa con Eugenio Pino y el directivo del banco Higini Cierco, entre otros, en la que hablaron del asunto y se intercambiaron los teléfonos.


A instancias de Pino, Joan Pau Miquel quedó con Martín Blas para facilitarle la información de los Pujol en el hotel tiempo después y aprovechó para pedirle "ayuda" contra el cierre del banco: el comisario le dijo que no podía hacer nada y trasladó el papel a Eugenio Pino, según ha argüido.


MÉTODO 3


Sobre su relación con la agencia de detectives Método 3, ha dicho que pagaba con fondos reservados "viajes, alojamiento y comida" a los empleados Julián Peribáñez y Antonio Tamarit, que siempre estaban dispuestos a colaborar con su unidad, ha añadido.


A cambio, los detectives privados le daban información en el marco de una relación fructuosa, pero tras la grabación en el restaurante La Camarga de Barcelona empezó a sospechar de que se "habían filtrado informes" policiales a Método 3, la mayoría relacionados con la trama Gürtel.


Precisamente sobre los informes, ha dicho que en los últimos años se han filtrado a los medios varios documentos falsos sobre políticos que no están hechos por la policía, como el que apuntaba a que el expresidente Artur Mas tenía cuentas en Suiza: "Encima, alguien le puso sal y pimienta".


Martín Blas ha centrado buena parte de su intervención en el 'caso Nicolás', en el que "más y mayores irregularidades" ha visto a lo largo de sus 45 años de trayectoria, y ha explicado que este mismo martes se le ha comunicado que no puede participar como acusación particular tal y como había solicitado.


"Recurriré esta decisión y lo haré hasta que se acabe el bolsillo o la esperanza", ha destacado, y ha defendido su desvinculación de la mayoría de casos en los que se les relaciona, como la grabación y difusión de la conversación entre el exministro Jorge Fernández Díaz y el exdirector de la Oficina Antifraude de Catalunya (OAC) Daniel de Alfonso.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH