El Ayuntamiento de Barcelona minimiza los ataques de Arran y los tilda de "acto simbólico"

|

Arran 1

Los miembros de Arran han reivindicado los ataques contra turistas ante la pasividad del ayuntamiento.


Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona, excepto la CUP, han criticado la repuesta del Gobierno de Ada Colau ante las acciones de la formación juvenil Arran -afín a la CUP- contra operadores turísticos, y el concejal de Turismo, Agustí Colom, ha pedido a los partidos no magnificar el asunto: "No se debe crear más alarma social de la que correspondería", porque amplificar los hechos deteriora la imagen de la ciudad.


El concejal de Turismo lo ha dicho en una comisión de Presidencia, Derechos de Ciudadanía, Participación y Seguridad extraordinaria celebrada este lunes tras pedirlo formalmente el PP y el grupo Demòcrata, después del ataque a un autobús turístico, que ya denunció Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) y que reivindicó Arran, organización que después pinchó ruedas de bicicletas de alquiler.


A preguntas de la oposición, Colom ha dicho que el Ayuntamiento se personará y estudiará cuál es la forma jurídicamente adecuada, tras lo que ha descartado que la acción sea un ataque de turismofobia -se ha referido a ella como un "acto simbólico" porque así lo hizo también la CUP-, y ha sostenido que se trata de ataques inadmisibles que han condenado de forma contundente por su gravedad, aunque ha pedido darles una dimensión adecuada a sus características.


Ningún concejal de la CUP ha asistido a la comisión al considerarla un "teatro oportunista", y ha reiterado su apoyo a Arran y a sus acciones, ya que considera que se desarrollan de forma legítima ante el crecimiento de los operadores turísticos y la emergencia social y sirven para visualizar un conflicto latente y defenderse de un modelo turístico que depredador, ha resaltado el partido en un comunicado.


COLAU, AUSENTE ANTE EL"FRACASO" DE GESTIÓN


El concejal del grupo Demòcrata Raimond Blasi ha criticado la respuesta del Gobierno municipal ante el asalto al bus turístico: "El Gobierno ha sido lento, opaco y nada claro con este tema", y su silencio lo ha hecho cómplice de unas acciones ejecutadas por otros pero alimentadas por ciertos discursos, según él.


Blasi ha añadido que, permitiendo estas acciones, el Ayuntamiento se juega uno de los sectores más importantes de la ciudad, en referencia al turismo, y ha reiterado la necesidad de liderazgo en asuntos de seguridad y civismo por el bien de la ciudad, pese a la "indisposición del Gobierno municipal por estar de vacaciones", ha dicho.


El presidente del PP en el Ayuntamiento, Alberto Fernández, ha recordado que su partido impulsó esta comisión extraordinaria porque considera que los hechos son graves y que el Gobierno municipal no ha respondido adecuadamente -ha dicho que era "obligado" que compareciera la alcaldesa en la comisión, aunque no lo ha hecho-, y ha pedido al ejecutivo de Colau que abandone una actitud que ha tachado de titubeante y errática.


Fernández ha criticado que el conductor presentara la denuncia en solitario y sin el Gobierno municipal, al que ha preguntado si promoverá acciones legales no sólo con los autores, sino contra Arran y Endavant por justificar las acciones, que han pasado de la turismofobia a un "turismo borroka que recuerda al embrión de aquellos entonces Batasuna, cuyas juventudes" promovían la violencia, según él.


La líder municipal de Cs, Carina Mejías, ha destacado que el fracaso del Gobierno de Colau en la gestión del turismo queda comprobada con esta comisión extraordinaria, ya que nunca antes se había convocado una en agosto -de hecho, se ha celebrado en una sala distinta al habitual, al estar esa en obras-, y ha aseverado: "No son hechos aislados. Llevamos meses viendo cómo ustedes alimentan el discurso de la criminalización del turismo y la turismofobia".


Mejías ha dicho que el Gobierno municipal cuenta con la CUP como socio y que miembros del ejecutivo simpatizan con el partido -Jaume Asens, Gala Pin y Eloi Badia, presentes en la comisión, pidieron el voto por SíQueEsPot o la CUP en 2015, ha dicho-, a lo que Colom ha respondido: "Cada uno puede votar a quien cree conveniente, incluso formar parte de los partidos diferentes de forma consecutiva. Nunca se lo he reprochado", por haber estado antes en el PP.


Lo curioso es que minutos antes de la sesión extraordinaria del Ayuntamiento de Barcelona a la que no ha asistido Colau, la alcadesa ha respondidoa la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, sobre los ataques contra operadores y objetivos turísticos: "Contundencia toda, Cristina Cifuentes, pero no alarmismos ni difamación".


"No utilice un caso aislado para distorsionar la imagen de Barcelona", ha exigido Colau a Cifuentes en apuntes en Twitter, después de que la presidenta de la Comunidad de Madrid haya pedido a Colau contundencia ante estos ataques en la ciudad.


Colau ha defendido que Barcelona se enorgullece de ser una ciudad cohesionada, abierta y amable con sus ciudadanos y sus visitantes: "Me consta que Madrid también", ha agregado la alcaldesa de la capital catalana.


ERC APROVECHA PARA CRITICAR A RAJOY


El republicano Alfred Bosch ha pedido a los autores poner sentido común y entender que el incivismo no puede combatirse con incivismo, tras lo que ha dicho que la imagen de la ciudad también sale perjudicada de la situación en el Aeropuerto de El Prat, de la que ha culpado al PP: "Su silicona, señores del PP, son las colas; las ruedas pinchadas son los vuelos perdidos; sus pintadas son las declaraciones ofensivas", y sus encapuchados son los ministros que se esconden en sus vacaciones, según él.


El portavoz de ERC en el Ayuntamiento ha exigido al delegado del Gobierno central en Catalunya, Enric Millo, y al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que se desplacen a Barcelona si es necesario con bañador y chanclas para resolver el asunto, y ha exigido al presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que cese a De la Serna y al secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, "por kale borroka de corbata, y de paso dimita usted".


El concejal no adscrito, Gerard Ardanuy (Demòcrates), ha pedido al Gobierno municipal los protocolos de acción contra los casos de ataque al sector turístico y que defina políticas de reequilibrio del sector en la ciudad para evitar que su gestión provoque "indigestión" y tensiones tanto sociales como en el Ayuntamiento.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH