Un plazo de 24 horas para abandonar el CIE de la Zona Franca

|

CIE 2


Un resolución judicial obliga a partir del lunes 4 de septiembre al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona a comunicar a los internos el día y la hora de su expulsión de España con una antelación de al menos 24 horas.


En una interlocutoria, el titular del Juzgado de Instrucción 1 de Barcelona --con competencia de control del CIE-- ha aceptado esta petición de la Fundació Migrastudium, aunque el centro "estará eximido" cuando se prevean comportamientos violentos o alteración del orden al recibir el interno la noticia de la expulsión, y cuando la tramitación no se pueda hacer en el plazo fijado.


De todas formas, de darse alguno de estos supuestos, la dirección del CIE deberá hacer llegar al juez de control una "comunicación motivada" --que podrá presentarse tras la expulsión-- sobre la causa del incumplimiento del plazo previsto, según recoge la resolución judicial.


Aunque la Fundació Migrastudium pedía obligar a comunicar la expulsiones con 12 horas de antelación, el juez ha decidido ampliar el plazo a las 24 horas al considerarlo "preferible", tras un informe favorable de la Fiscalía.


Se basa en que los jueces de control del CIE de Madrid fijaron inicialmente un plazo de 12 horas y que surgieron dudas sobre si estaban incluidas horas nocturnas, lo que les obligó a dictar un auto complementario: "A fin de salvar estos problemas interpretativos es por lo que se establece dicho plazo de 24 horas naturales", justifica el juez de Barcelona.


En su informe, la Fiscalía se posicionó a favor de establecer las 24 horas de margen para que el interno "pueda contactar con las personas que considere oportunas en el país de destino para facilitar su llegada y acomodo".


RECLAMACIÓN


Recuerda el Ministerio Público que la expulsión de un interno desde España a su país de origen es un hecho trascendental en la vida de la persona: "La expulsión y repatriación de un extranjero a su país se debe realizar en condiciones que no comprometan su dignidad".



En un comunicado este jueves, la Fundació Migrastudium ha valorado como una buena noticia que el juez haya aceptado su petición, pero consideran que las condiciones de internamiento "están todavía lejos de los estándares de respeto de los derechos humanos", y continúan defendiendo el cierre definitivo de los CIE.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH