Puigdemont se reúne con Albiol para debatir las "graves consecuencias" del referéndum

|

Puigdemont Albiol

Foto de archivo de una reunión Puigdemont y García Albiol.


El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha aceptado este viernes reunirse con el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, y así se lo ha comunicado en una carta enviada al popular.


Puigdemont recalca que acepta esta reunión --propuesta por Albiol hace dos días a través también de una carta-- pese a las "claras faltas de respeto" que el líder popular ha evidenciado hacia la mayoría parlamentaria soberanista.


En la carta de Albiol justificaba la reunión con el president para abordar "las graves consecuencias que podría tener para Catalunya la inminente tramitación de la ley para convocar un referéndum ilegal".


Asimismo, Albiol ha expuesto la necesidad de "mantener abiertos espacios de reflexión para encontrar el camino para evitar una fractura social y jurídica que sería irreparable".


Ahora, el presidente acepta reunirse con el popular pero no dentro del plazo que le pedía Albiol: Puigdemont ha fijado la cita para "la segunda quincena del mes de agosto", mientras que el líder del PP quería que fuera en la primera.


REPROCHES A RAJOY


El presidente catalán también le ha reprochado a Albiol que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no acepte reunirse con él para abordar el referéndum del 1 de octubre y otros temes de interés para la Generalitat.


"Llevo meses, desde enero pasado, esperando que el presidente del Gobierno español tenga conmigo la misma consideración que usted amablemente me pide y que se merece que yo le dispense", concluye.


Puigdemont le anticipa a Albiol que quiere hablar de "la fractura" que generó el Tribunal Constitucional con la sentencia sobre el Estatut y que, según lamenta, obliga a los catalanes a aplicar una norma que no es la que votaron en referéndum.


Mientras Albiol advertía en su carta de las graves consecuencias de organizar un referéndum, Puigdemont le replica en la suya que la votación del 1 de octubre es "plenamente legal y el plenamente legítima".


"El hecho que no haya podido ser acordado con el Gobierno central, tal y como hubiera deseado, no lo invalida" como mecanismo para conocer la posición de los catalanes sobre la independencia de Catalunya.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH