Todos contra las leyes de desconexión de los independentistas

|


Parlament 21
La oposición catalana hace frente común contra las leyes de desconexión de los independentistas.


Los grupos de Cs, PSC, PP y SíQueEsPot presentarán un escrito en el Parlament en el que solicitan a la presidenta de la Cámara, Carme Forcadell, que pida a los letrados un informe jurídico sobre las leyes del referéndum y de transitoriedad jurídica.


Así lo ha anunciado en rueda de prensa el portavoz de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, que ha explicado que estos grupos han decidido presentar este escrito formal, después de que la Mesa de la Cámara y la Junta de Portavoces hayan rechazado pedir este informe.


En la reunión de la Mesa y de la Junta de Portavoces de este martes, Cs, PSC y PP han pedido un informe jurídico sobre dos asuntos: sobre la legalidad del contenido de la ley del referéndum y la de transitoriedad jurídica, y sobre por qué se dilata su tramitación cuando lo normal es hacerlo en la Mesa posterior al registro de la ley.


La mayoría independentista en la Mesa defiende que estos informes no son necesarios, y argumentan que las leyes todavía no se han tramitado por las "amenazas" del Estado y del Tribunal Constitucional (TC), por lo que los grupos contrarios a la independencia registrarán el escrito, que deberá responder Forcadell.


Carrizosa ha sostenido que JxSí y la CUP han rechazado esta solicitud porque cree que no quieren que los letrados emitan un informe contrario a estas leyes: "Es obvio que algo no quieren que se sepa. Es anómalo que la Mesa no quiera conocer la opinión de los letrados".


PSC: "QUIEREN SALTARSE LA LEY"


La portavoz del PSC en el Parlament, Eva Granados, ha asegurado que JxSí y la CUP podrán aprobar la ley del referéndum con el tiempo suficiente "solo si quieren saltarse el reglamento del Parlament".


Granados ha sostenido que, basándose en el reglamento de la Cámara, "no hay tiempo material" para que la ley del referéndum esté aprobada para el 1 de octubre, ya que recuerda que el procedimiento de lectura única que se introdujo en la reforma del reglamento fue suspendido por el Tribunal Constitucional (TC).


La portavoz del PSC ha advertido de que el artículo 81.3, que permite modificar el orden del día con el pleno ya en marcha para votar una iniciativa en ese mismo momento si lo piden dos grupos parlamentarios, "ya existía antes y se rechazó porque se pensaba que no se podía hacer una lectura única", de manera que tampoco cree que JxSí y la CUP puedan utilizarlo para aprobar la ley del referéndum.


También ha avisado de que "lo hagan como lo hagan" los grupos de la oposición deben poder llevar la proposición de ley al Consell de Garanties Estatutàries (CGE), ya que considera que la ley del referéndum y la de transitoriedad superan el Estatut.


"ENGAÑO A LA CIUDADANÍA"


El PSC ha criticado que JxSí y la CUP modificaron el reglamento para habilitar el Parlament a partir del 15 de agosto, pero que no han aprovechado estas dos semanas para tramitar la ley del referéndum por lo que cree que "no ha servido de nada tener abierto el Parlamento" en agosto.


Granados ha cuestionado que JxSí y la CUP tengan claros los pasos que seguirán para aprobar estas leyes y ha alertado de que no se ponen de acuerdo: "Tampoco tienen la hoja de ruta clara y consensuada entre ellos. Es un engaño a la ciudadanía".


En rueda de prensa, ha sido preguntada por las declaraciones de la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, que ha pedido "retirar las urnas" si el referéndum sigue a delante.


"Creemos que es el momento que triunfe la política, no queremos situar instituciones fuera de las leyes", ha dicho y ha insistido al ser repreguntada por las palabras de Robles que ambos ejecutivos son responsables de la situación política catalana.


PP: "INSPIRACIÓN DE VENEZUELA"


El portavoz adjunto del PP en el Parlament, Alejandro Fernández, ha equiparado la ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la república que presentaron el lunes JxSí y la CUP con la asamblea constituyente de Venezuela, por lo que considera que los independentistas han convertido Catalunya en una "autocracia".


En rueda de prensa, Fernández ha asegurado que la ley de transitoriedad "tiene una clarísima inspiración" en la asamblea constituyente de Venezuela y ha sostenido que se debe a la influencia de la CUP en la redacción de la norma.


Fernández ha señalado diferentes cuestiones sobre la ley que, según él, tienen un paralelismo con la situación en Venezuela, como la "vulneración de los derechos de los diputados de la oposición", ya que afirma que no han participado en la elaboración de la ley.


También ha alertado de que la ley de transitoriedad supone la anulación de la Constitución y el Estatut, y que "rompe la separación de poderes y somete el poder judicial al ejecutivo", al igual que cree que se produjo en Venezuela.


Además, ha criticado que en el proceso constituyente que prevé la ley de transitoriedad "la ubicación de la soberanía constituyente no reside en los ciudadanos libres e iguales, sino en un entramado de instituciones liderado por la ANC".


CIUTADANS: "DENIGRAR EL PARLAMENT"


El vicepresidente segundo de la Mesa del Parlament y diputado de Cs, José María Espejo-Saavedra, ha criticado que la presidenta de la Cámara, Carme Forcadell, no haya incluido la tramitación de la ley del referéndum y la de transitoriedad en la reunión de la Mesa, por lo que cree que "está jugando con el Parlament y lo está convirtiendo en la gestoría del Govern" para favorecer sus intereses.


Espejo-Saavedra ha alertado de que no hay precedentes históricos de que la Mesa no discuta una proposición de ley que se ha registrado en el Parlament, como está ocurriendo con la del referéndum y la de transitoriedad, lo que cree que "supone denigrar el Parlament como institución".


El vicepresidente segundo de Ciutadans ha sostenido que Forcadell valora políticamente cuando conviene discutir la admisión a trámite de estas leyes y que lo hace para beneficiar los planes de JxSí y del Govern sobre el referéndum: "Estamos poniendo el Parlament al servicio del Govern".


El portavoz de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha asegurado que la decisión de Forcadell es "un precedente peligrosísimo", porque considera que la presidenta del Parlament se está otorgando la función de dilatar o acortar las tramitaciones parlamentarias.


"No queremos debatir solo aquello que diga la presidenta al dictado del Govern, vulnera toda la democracia y el voto de los catalanes", ha advertido.


ARTÍCULO 155


Preguntado por la posibilidad de que el Gobierno aplique el artículo 155 de la Constitución para evitar el referéndum, Carrizosa ha asegurado que no es necesario que se aplique porque "el ordenamiento jurídico es suficientemente sólido y democrático para que no sea necesario afrontar este tipo de chapuzas jurídicas con el 155".


Además, ante las declaraciones de la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, que ha pedido "retirar las urnas" si el referéndum sigue adelante, ha contestado que Robles debería llamar a los alcaldes del PSC que, según él, quieren poner urnas el 1 de octubre para ordenarles que no lo hagan.


SÍQUEESPOT: "FRUTO DEL CAOS"


El portavoz de SíQueEsPot en el Parlament, Joan Coscubiela, también se ha mostrado crítico con la gestión que la mayoría independentista está haciendo de su hoja de ruta hacia el referéndum del 1-O.


Coscubiela ha recordado que las leyes del referéndum y de transitoriedad jurídica debieron tramitarse en agosto según anunciaron sus impulsores, y que de momento sólo han abordado "la realidad del papel sin virtualidad parlamentaria".


Para él, "ha llegado la hora de la verdad y hay que ver quién asume la responsabilidad" del referéndum, que podría conllevar medidas judiciales.


"Todo esto es fruto del desorden, del caos", según Coscubiela, que ha advertido de que, según cómo se acaben tramitando las leyes, se podría atropellar derechos de los diputados.


Por eso, su grupo ha pedido un informe a los servicios jurídicos del Parlament junto con otros grupos para que aclaren si la presidenta del Parlament puede posponer la tramitación de una iniciativa legislativa en la Mesa que dirige, y sobre la viabilidad de la admisión a trámite de estas normas.


UNA LEY POLÉMICA


Si gana el 'sí', la ley de transitoriedad jurídica prevé amnistiar a todos los "investigados o condenados por procedimientos relativos a la independencia o la construcción de la república". JxSí y la CUP han avisado de que "en ningún caso se amnistiarán casos de corrupción; solo los relacionados con el proceso".


El presidente de la Generalitat pasará a ser jefe de Estado. También prevén que haya un presidente de la república, aunque la norma no define si el jefe del Estado asumirá además ese papel. "Será el proceso constituyente el que definirá si es el presidente de la Generalitat también el de la república".


La ley de transitoriedad jurídica también prevé que que la Generalitat asuma el control "total" de las fronteras y aduanas, así como expulsar al Ejército, en caso de que el 'sí' gane el referéndum previsto para el 1-O.


Asimismo, la normativa apunta que la Agencia Tributaria estatal deje de tener la potestad recaudadora en Catalunya. Según explicita el texto de la norma, la Generalitat tendría toda la autoridad tributaria, aunque sin afectar a las competencias recaudatorias de las administraciones locales.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH