Anna Gabriel ve el referéndum como un pulso entre el Govern y Rajoy

|

Annagabriel 2

                                            El referéndum es, para la CUP, un pulso entre el Govern y Rajoy.

La diputada de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel, ha dicho que la responsabilidad de que los catalanes puedan votar en el referéndum del 1-O recae exclusivamente en el Govern: "Esto es un pulso y esto va de quién aguanta un segundo más, y lo tenemos que aguantar nosotros".


En una entrevista de Europa Press, ha concluido que se han sustanciado el trabajo conjunto que han realizado con JxSí para aprobar la ley que da amparo al 1-O y la que pone las bases temporales de la independencia en caso de ganar el 'sí' y que ahora le toca al Govern garantizar el voto, tal y como el Ejecutivo Puigdemont les ha transmitido.


"Hemos hecho todo lo que podíamos hacer y más para llegar a donde hemos llegado", ha dicho, y ha recordado que su responsabilidad como grupo parlamentario era aprobar las leyes de 'desconexión' y lo han hecho, y que se firmara el decreto de convocatoria, que se ha firmado.


Además, ha explicado que la CUP quiso ir más allá en su compromiso con el referéndum y trabajaron intensamente en la logística de la consulta y en las medidas que se debían adoptar ante las "imposiciones" del Estado, pese que no les correspondía por no formar parte del Ejecutivo.


Ha concretado que la CUP estuvo trabajando en estas contramedidas desde que el referéndum se puso en la agenda política, pasada la aprobación de los Presupuestos de 2017 en marzo: desde entonces los 'cupaires' fueron interpelando al Govern en relación a las garantías que tenían que existir para garantizar el referéndum.


"Esto quiere decir, que planteamos hasta qué haríamos, por ejemplo, cuando hubiera una directriz que afecte a empresas privadas que pongan en riesgo el suministro de aquellos elementos necesarios para hacer el referéndum", ha explicado, cuando esta semana la Guardia Civil ha registrado una imprenta en busca de material del referéndum.


Gabriel ha asegurado que hicieron llegar al Ejecutivo de Puigdemont todas las consideraciones, propuestas, recomendaciones, ideas y estrategias necesarias "en base a este escenario que está sucediendo", pero que el Govern les dijo que como grupo parlamentario no les correspondía esa tarea.


"No estamos en la reunión logística del referéndum porque no nos quieren allí", ha sentenciado, pero como la CUP ha trasladado su documentación al Ejecutivo, considera que ahora están en la posición de exigir al Govern que garantice el voto.


Además, advierten de que, si no lo hacen, explicarán las medidas que ellos habían preparado: "Si llegase el momento en que nos dijeran que colapsamos porque no se ha podido garantizar la logística, nosotros podremos demostrar que habíamos advertido de que esto podía suceder y que habíamos puesto sobre la mesa propuestas para desbordar todas las prohibiciones y todos los impedimentos".


EJECUTAR EL "REFERÉNDUM O REFERÉNDUM"


Además de por las medidas que ofrecieron, Gabriel recuerda que "el famoso 'referéndum o referéndum'" lo pronunció el presidente de la Generalitat en el debate de Política General de octubre de 2016, por lo que advierte de que han tenido un año para imaginarse en qué contexto se celebraría.


Por ese motivo, durante estos meses, han rechazado desdibujar el escenario de la confrontación con el Estado y ahora "sólo queda una cosa por hacer: ya no esperar a que el Govern haga, sino exigir que el Govern ejecute".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH