El Gobierno pide a los ciudadanos que no acudan a las mesas electorales

|

MarianoRajoy 7

Mariano Rajoy en la Sesión de Control de este miércoles en el Congreso.


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido a los catalanes que no vayan a las mesas electorales si se les cita para estar presentes en el referéndum que quieren celebrar los independentistas el 1 de octubre porque sería "un acto absolutamente ilegal".


Dicho esto, ha trasladado a los ciudadanos que pueden estar "tranquilos" porque su Ejecutivo cumplirá con su obligación para que no se celebre ese referéndum.


"Aprovecho para decir a todas las personas que entienden que el Gobierno tiene que cumplir con su obligación, que lo vamos a hacer, que estén tranquilas, que si alguien se le cita para acudir a una mesa electoral, que no vaya porque no puede haber referéndum y porque sería un acto absolutamente ilegal", ha resaltado Rajoy en los pasillos del Congreso, tras responder a las preguntas de control de la oposición.


Ante el hecho de que el presidente de la Generalitat haya mostrado su disposición a hablar, el presidente del Gobierno ha indicado que llevan "mucho tiempo hablando" pero no se puede negociar sobre lo que es "innegociable", como la soberanía nacional, ni "pasar por encima de la Constitución y el Estatuto de Autonomía".


"Eso no se va a producir y no hay ningún país democrático en ningún país del mundo que pueda aceptar algo de esas características", ha proclamado.


¿EL ARTÍCULO 155?


Al ser preguntado si contempla el Gobierno aplicar el artículo 155 de la Constitución, Rajoy ha subrayado que "lo único que contempla es que en España se cumpla la ley y se respeten los derechos" de los ciudadanos.


En este punto ha recordado que la pasada semana se celebró en el Parlament de Catalunya una sesión plenaria en la que se "privó" a los diputados de la oposición de sus derechos y "en solo 24 horas se cambió toda la legalidad, se liquidó la soberanía nacional y se convocó un referéndum".


Según Rajoy, eso "no había ocurrido nunca" en ningún país europeo y fue una sesión "claramente antidemocrática" que terminó con la convocatoria de un referéndum "ilegal". "Por lo tanto, lo único que contemplamos, no hay otro escenario posible, es que ese referéndum no se puede celebrar", ha exclamado.


Ante la posibilidad de que los catalanes se declaren insumisos, Rajoy ha respondido que "es igual" lo que se declaren porque en España "la ley se cumple" porque si no se hiciera significaría que "la voluntad de la mayoría de los ciudadanos" no serviría "absolutamente parea nada" y cada uno podría hacer "lo que estime oportuno y conveniente".


"Eso es evidentemente no puede ser. No hay ningún Gobierno en el mundo que pudiera aceptar que se celebrarse un referéndum de esas características, ninguno", ha abundado.


ABIERTO A UNA REFORMA CONSTITUCIONAL


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este miércoles que la prioridad en este momento es defender la ley y la Constitución ante el desafío y las "ocurrencias" que se están produciendo en Catalunya, pero no se ha cerrado a abrir ese debate sobre la reforma constitucional más adelante con "serenidad y rigor". Eso sí, ha rechazado "construir nada de nueva planta" que toque los pilares básicos del texto fundamental. 


Así le ha contestado al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que ha defendido abrir el debate designando juristas y expertos para que hagan una propuesta de "actualización" del actual marco constitucional, al tiempo que ha revelado que Cs no quiere sumarse a una "comisión show" sobre el modelo territorial como la que propone el PSOE sobre el modelo territorial. 


Aunque Rivera ha coincidido con el jefe del Ejecutivo en que "hoy no es un día de ocurrencias" ante lo que está sucediendo en Catalunya, ha recordado que el punto 122 del pacto de investidura que firmaron PP y C's hace un año incluye el compromiso de actualizar la Carta Magna "sin ocurrencias y sin disparates". Por eso, ha emplazado a Rajoy a comprometerse a abrir ese debate en un futuro porque el "inmovilismo" no es la solución.


Por eso, ha emplazado a Rajoy a comprometerse a abrir ese debate en un futuro porque el "inmovilismo no es la solución" y hay que "empezar a impulsar" esa actualización de la Carta Magna. "Tenemos una de las mejores Constituciones del mundo pero como todo en la vida hay que mejorarla y actualizarla", ha abundado.


HOY, LA PRIORIDAD ES DEFENDERLA


Ante esas críticas de inmovilismo, el presidente del Gobierno ha dicho que eso es "muy relativo" porque a "veces hay gente que se mueve en la dirección contraria a la razón y en ese caso lo mejor es quedar dónde se está". A su entender, cuando uno no sabe a dónde ir y no lo tiene claro, lo mejor es quedarse donde está para no acabar teniendo ningún problema.


Rajoy ha señalado que la "prioridad" en este momento no es la reforma de la Constitución, si bien ha dicho que está "dispuesto a hablar" sobre ese asunto, con "seriedad y rigor", pero antes hay que centrarse en la "batalla" que están dando contra el independentismo catalán y que va a "ganar la democracia y la ley, el Estado de Derecho, la razón y el sentido común".


Lee toda la intervención de Rajoy y Rivera en PressDigital.

1 Comentarios

1

Los empresarios tienen que DESPEDIR O SANCIONAR LABORALMENTE a los trabajadores que falten al trabajo por este motivo. ¡Y no dar permiso a nadie para ausentarse de su puesto de trabajo, pues es una actividad TOTALMENTE ILEGAL! Y el que se quiera jugar su puesto de trabajo, pues problema suyo...

escrito por Ramiro 13/sep/17    17:08

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH