Barcelona no cederá locales municipales para celebrar el referéndum

|

Ajuntament bcn 1


El Ayuntamiento de Barcelona no cederá los locales municipales usados habitualmente en procesos electorales para la votación del referéndum del 1 de octubre porque incumpliría la suspensión del Tribunal Constitucional (TC)


El segundo teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni (PSC), ha afirmado que "el Ayuntamiento de Barcelona no facilitará medios, ni locales para el 1-O, como indica el informe del secretario, por respeto a leyes y resoluciones judiciales".



Lo ha dicho en un tuit, en que ha añadido que "el PSC de Barcelona no participará en ninguna movilización ni llamará a dar apoyo a un referéndum que está fuera de la ley".



Minutos antes, ul informe del Secretario del Ayuntamiento, Jordi Cases, ha destacado que el consistorio debe cumplir las decisiones del TC, algo que afecta a la cesión de locales.


Fuentes municipales han explicado que el Ayuntamiento y el Govern mantienen abiertas vías de diálogo para facilitar que la movilización del 1-O se pueda celebrar con normalidad en Barcelona.


De hecho, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han anunciado vía Twitter que los barceloneses podrán participar en el referéndum del 1-O, sin detallar cómo.


COLAU PRESERVARÁ A LOS FUNCIONARIOS


La misma alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha lanzada un mensaje vía Twitter asegurando que el consistorio va a garantizar que los que quieran votar puedan hacerlo, pero sin poner en riesgo ni a la institución ni a los funcionarios.



Posteriormente, Colau, ha asegurado a los medios que el acuerdo alcanzado con la Generalitat para que se participe en la ciudad en el referéndum convocado para el 1 de octubre "no entra en contradicción" con el informe del secretario municipal, que avisa de que ceder locales es inconstitucional.


Sobre los detalles, la alcadesa ha declarado que no puede concretar este acuerdo: "Quien organiza y convoca el referéndum es la Generalitat, e irá informando regularmente", y ha asegurado que cumple las dos premisas con las que trabajaba su Gobierno municipal: permite la participación en la ciudad y no pone en riego ni a la institución ni a funcionarios.


Preguntada por la afirmación del segundo teniente de alcalde, el socialista Jaume Collboni, de que no se cederán locales municipales, ha dicho: "Sin entrar en contradicción con el señor Collboni ni el secretario, estamos de acuerdo que hay que preservar la institución y sus trabajadores, como también hay que facilitar que los ciudadanos" puedan participar en el máximo de puntos.


"Estoy totalmente de acuerdo con el señor Collboni con que no hay que poner en peligro la institución ni a los trabajadores. Las fórmulas que hemos encontrado no entran en contradicción", como tampoco lo hace con el informe, ha reiterado Colau.


Colau ha recordado que respondió a la carta que enviaron el presidente del Govern, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, con otra carta en que expresaba la disposición del Ayuntamiento a facilitar la participación, garantizando "los derechos y libertades de los ciudadanos", y también su preocupación por preservar la institución y sus trabajadores.


"Con estas dos premisas" han trabajado con la Generalitat hasta anunciar el acuerdo --por el que ha dicho estar contenta-- y las fórmulas que asegurarán que se puedan participar con la máxima normalidad y en el máximo de puntos posibles el 1-O sin poner en riesgo la institución ni sus trabajadores, ha insistido la alcaldesa.


PUIGDEMONT: "HEMOS ENCONTRADO LA MANERA DE HACERLO"


Por su parte, Carles Puigdemont ha celebrado el "acuerdo y entendimiento" alcanzado con la alcaldesa de Barcelona para hacer posible la aspiración de que se pueda votar en Barcelona el 1-O.



"Hemos encontrado la manera de hacerlo, cada uno preservando lo que teníamos que preservar: instituciones, funcionarios y el derecho básico de que los barceloneses puedan votar con normalidad", ha subrayado en declaraciones a los medios tras visitar el semanario 'El Vallenc', que recientemente registró la Guardia Civil en busca de documentación relacionada con el referéndum.


Para Puigdemont, el compromiso de Colau para que se pueda votar en la ciudad siempre ha sido "inequívoco", además de destacar que los beneficiarios del acuerdo serán los ciudadanos de la capital catalana.


También ha apelado a la "prudencia máxima" después de que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, haya afirmado que respetaría una Catalunya independiente, pero que debería seguir un proceso de adhesión como todos los Estados miembros desde 2004.


Según Puigdemont, siempre ha sido prudente "cuando se decía que nadie escuchaba a Catalunya y ahora que hay posicionamientos bastante explícitos", y ha llamado a tener paciencia y seguir adelante con el referéndum, haciendo bien las cosas, para que lleguen resultados.


"Lo que reclamamos no es ninguna marcianada: reclamamos votar, poder decidir sobre un asunto político a través del mecanismo que utilizan todas las democracias del mundo. Cada vez se entiende más", ha apuntado, al margen de que se defienda o no la independencia.


En su opinión, cada vez hay más personas en el mundo democrático que ven con "cierto estupor la inacción política" del Gobierno central, y ha justificado también la decisión del conseller de Economía, Oriol Junqueras, de dejar de enviar al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, los informes semanales sobre los gastos de la Generalitat.


Sin embargo, no detallan cómo los ciudadanos van a participar. El Gobierno municipal siempre había dicho que el Ayuntamiento de Barcelona iba a acatar lo que dijera el informe del secretario municipal sobre esta cuestión.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH