Barcelona retira el uso hotelero de la finca del Palau de la Música y le devuelve el de equipamiento docente

|

LostenientesdealcaldeJaumeAsensyJanetSanzylaconcejalGalaPin 1

                                                                                      Los tenientes de alcalde Jaume Asens y Janet Sanz, y la concejal Gala Pin.


El Ayuntamiento de Barcelona ha retirado la calificación de uso hotelero de la finca que debía acoger el hotel del Palau de la Música y le ha devuelto su calificación de equipamiento de carácter docente. Se cierra así el legado Millet, según los portavoces municipales.


En rueda de prensa este domingo, la teniente de alcalde de Urbanismo, Movilidad y Ecología, Janet Sanz ha destacado que esto "deshace un pelotazo urbanístico" impulsado el 2009 y promovido por la Fundación del Palau de la Música, presidida entonces por Fèlix Millet, que pretendía construir un hotel en las cercanías del Palau.


Así, esta actuación "deja sin efecto" la modificación del Plan General Metropolitano (PGM) que permitía construir el hotel, según ha anunciado la teniente de alcalde. 


Con esta modificación, la calificación de las fincas de la calle Sant Pere Més Alt 13b, 15 y 17, y Amadeu Vives 2-8, en el distrito de Ciutat Vella, vuelve a su calificación de equipamiento de carácter docente que tenía antes del 2009.


El 2009 el Ayuntamiento aprobó una modificación del PGM que otorgaba a estas fincas un uso hotelero, pero después de la aparición del caso Palau la nueva dirección de la Fundación del Palau de la Música rechazó la construcción del hotel, por lo que se paró el proyecto y en dos ocasiones --2010 y 2016-- el plenario del consistorio decidió revertir la situación y devolver a las fincas su calificación original.


Ahora el Gobierno municipal inicia los trámites para eliminar el uso hotelero, que debe pasar por la subcomisión de Urbanismo y que pretenden aprobar definitivamente en noviembre.


Sanz ha calificado esta decisión como "un elemento de justicia urbana" y ha reivindicado que evita que se construya un nuevo hotel en Ciutat Vella, que cree que no tiene ningún interés público, y que se recupere un equipamiento para la ciudad.


Ha sostenido que estas fincas "nunca deberían haber dejado de ser equipamiento" y ha explicado que el objetivo del Ayuntamiento es convertirlas en equipamientos públicos que respondan a las necesidades del distrito, aunque por el momento sigue siendo propiedad de Olivia Hoteles.


EL LEGADO DE MILLET


El cuarto teniente de alcalde, Jaume Asens, ha celebrado que este acto cierra "una etapa y el legado urbanístico de Millet", y ha destacado que responde a las reivindicaciones de los vecinos.


"Pone fin a un sueño personal de Millet de construir un hotel lujoso y en diez años convertirlo en su residencia", ha sentenciado, además de señalar que el hotel forma parte de las operaciones que se investigan en el juicio del caso Palau.


La concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, lo ha definido como una deuda histórica con los vecinos del distrito, que "han luchado para que el casco antiguo tenga equipamientos en lugar de un hotel".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH