Aluvión de solicitudes para intermediar entre Rajoy y Puigdemont

|

Iceta mediacio


A tres días de la celebración del referéndum ilegal de independencia y ante la incapacidad de que el Gobierno y la Generalitat se sienten a hablar para resolver el conflicto secesionista, partidos y organizaciones se han prestado como voluntarios para ejercer de mediadores.


PSC


El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha ofrecido este miércoles la mediación de los socialistas catalanes para que no haya "ni DUI ni 155", es decir, ni declaración unilateral de independencia ni aplicar el artículo 155 de la Constitución para intervenir la autonomía de Catalunya.


Lo ha dicho en un Consejo de Alcaldes del PSC en la sede del partido, un encuentro al que han acudido los alcaldes socialistas y en el que se ha abordado la situación política.


"Ni DUI ni 155, sino negociación. Y si los que han de negociar no lo logran y han de buscar mediación, les ayudaremos. Y si quieren que lo hagamos nosotros, nos ofrecemos", ha destacado Iceta.


El PSC --ha añadido-- no dejará de defender la convivencia y las instituciones de autogobierno catalanas, y para ello hablará "con todos, en público y en privado, aquí, en Madrid y en el conjunto del Estado".


"No nos rendiremos, por mucho que se nos diga ingenuos, bobos o buenistas; nos da igual", porque el objetivo es lograr que haya convivencia y que se encuentre una solución dialogada a la situación, según Iceta.


Sobre la DUI, ha dicho que el PSC usará todos los mecanismos a su alcance para evitarla --este mismo miércoles el partido ha anunciado que pedirá amparo al Tribunal Constitucional (TC)--, porque "no se puede pretender aplicar una ley suspendida ni que de la jornada del 1 de octubre se desprenda ningún mandato democrático".


No se puede --ha razonado-- porque el referéndum no tuvo garantías y porque "aun por dando buenas las cifras de participación, no hay una mayoría de catalanes que abalen la independencia".


"No en nuestro nombre. No se puede romper así la sociedad catalana ni separarnos así del resto de España. No se puede construir una nueva república con unos fundamentos tan frágiles", ha sentenciado.


PODEMOS


El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, también ha llamado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al de la Generalitat, Carles Puigdemont, para pedirles que se sienten a negociar ya entre ambos la búsqueda de un mediador o de un equipo de mediadores para solucionar la crisis en Catalunya.


Así lo ha anunciado en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso tras la reunión de la llamada 'Mesa de partidos por la libertad, la fraternidad y la convivencia' convocada por Podemos y sus socios de En Comú, IU y En Marea para buscar soluciones al conflicto catalán, en la que han participado PDeCAT, ERC, PNV, Compromís y, como observadores, representantes de CC.OO. y UGT y de fuerzas europeas de izquierdas, y de la que ha salido esta propuesta.


Esta iniciativa llega después de que, tras los incidentes del 1 de octubre, Podemos descartase a Rajoy y a su Gobierno como interlocutores válidos en el conflicto catalán, al considerar que su estrategia de "represión y violencia" les había "inhabilitado" para llegar a cualquier tipo de acuerdo. De hecho, el partido morado ha defendido en numerosas ocasiones que la solución pasa por "echar a Rajoy de La Moncloa" con una nueva moción de censura.


No obstante, en el encuentro de este martes en el Congreso, los asistentes han acordado proponer a ambos Gobiernos que acepten buscar un mediador, propuesta que, según Iglesias, ni Rajoy ni Puigdemont han rechazado de entrada. Pero posteriormente el presidente del Gobierno ha rechazado su propuesta.


"Queremos pedirles a los dos que se pongan de acuerdo en una mediación, que se sienten en una mesa para discutir en principio exclusivamente de una persona o un equipo de personas que puedan mediar para iniciar un diálogo político que por desgracia esta roto", ha explicado Iglesias.


SÍNDIC DE GRUEGES


El síndic de Greuges, Rafael Ribó, se ha ofrecido para promover una mediación a nivel internacional, estatal y catalán para orquestar un diálogo "sin condiciones" entre todas las partes, ante los hechos de este domingo y la situación política actual en Catalunya.


En rueda de prensa, ha añadido que está hablando con "muy altas instancias internacionales", así como con el Defensor del Pueblo, y que no se pueden perder días en el retraso de este diálogo, que no se está produciendo, lo que pone en peligro derechos básicos de toda la población, tanto en Catalunya como del resto del Estado, según ha considerado.


Al ser preguntado por el discurso del Rey de este martes, ha evitado valorarlo --porque ha dicho que no es quién para opinar-- pero ha considerado que "todas las instancias del Estado, por más altas que sean, tendrían que conjugar, practicar y facilitar algo tan claro como es el diálogo", y ha apelado a la responsabilidad institucional en todos los ámbitos estatales y en todos los poderes.


"Seria incomprensible, bajo cualquier excusa de ordenamiento legal, que se barrara el paso al diálogo" ha dicho Ribó, y ha llamado a dialogar con el compromiso firme de poner un 'punto cero', sea por parte del presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, el de la Generalitat, Carles Puigdemont, las Cortes Generales, y el Parlament, así como cualquier poder institucional.


RESPUESTAS POSITIVAS


El síndic trabaja ya en este sentido poniéndose en contacto con instancias y niveles diversos, "hasta ahora con respuestas en dirección positiva", y ha añadido que esto no excluye de que cada parte continúe con sus formulaciones y de que él continuará con sus tareas en la defensa de los derechos y el esclarecimiento de los hechos del domingo pasado.


Ha condenado la violencia ocurrida este domingo, aunque ha evitado entrar en detalles, y ha apelado a la última versión de la nota oficial de las Naciones Unidas en la que al día siguiente de la votación llamó a un diálogo urgente, además de pedir que se investiguen los hechos.


Ha celebrado que en el debate del Parlamento Europeo una de las afirmaciones más firmes ha sido un clamor por el diálogo democrático abierto entre todas las partes, y a pesar de asegurar que habla con instancias internacionales, ha evitado dar nombres concretos, y solo ha concretado a su homólogo estatal.


Se ha ofrecido en este papel de mediador tanto por el encargo del artículo 4 de la Ley del síndic como desde el sentido común y la responsabilidad institucional ante la actual situación, desde la perspectiva de defender todos los derechos, desde el más importante y vital hasta cualquier derecho básico, y ha alertado de que éstos "están expuestos" para toda la población española.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH