Anda Puigdemont, alégrame el día

Manuel Fernando González

Junqueras Puigdemont Turull 1 1

Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Jordi Turull.


Tengo la teoría que un periodista mediocre no puede ser un político brillante, pensamiento personal, al que le añado que ese mismo periodista, como el Mossen de Calella, tampoco puede estar en misa y repicando. Si a eso le añadimos, que, como ciudadano y empresario, me siento maltratado y ninguneado por la banda de amigos de los trileros del 3% de nuestros dineros públicos robados durante demasiados años, comprenderán que llegada la fecha del gran paso al precipicio, me sienta como Harry el Sucio en la escena del matón del bar diciéndole al colega Punchi: 'Anda Puigdemont, alégrame el dia'.


Ya sé que nunca me he comportado así, que siempre he escrito en esta misma sección que había que calmarse, que también he rogado que se pactase, por ejemplo, el cupo vasco que despreció Pujol, el de la herencia maldita. Pero, ahora, precisamente ahora, cuando todo está a punto de saltar por los aires, harto de tanto político catalán prepotente y chulesco que quiere romper la democracia que tanto le costó a los de mi generación conseguir, apoyados en el coraje de esa otra gran generación que se lió a tiros en una guerra civil atroz, de la que todavía no nos hemos curado pero que supo reconciliarse y olvidar por el bien de todos los españoles, digo que ya basta, que quiero que este matón de Girona acabe de una vez y declare la independencia, para que él y sus cómplices se atengan a las consecuencias.


Y sin miedo a la CUP y a sus descerebrados antisistema grito: ¡Vivan los bancos y las empresas catalanas que le han plantado cara a los que han provocado este desbarajuste social! Anda Artur Mas, más conocido como EL ASTUT, dile ahora a los empresarios que no tienen, lo que hay que tener, para cambiar sus sedes. Y por favor, no me hables de tu amigo de Grifols, ese que dice ahora que no se va pero que ya hace tiempo que se llevó lo del pago de sus impuestos a Irlanda, en un muy meditado y conocido acto de patriotismo catalán e independentista.


Y por si te queda alguna duda President traidor a la democracia y a la Constitución que juraste defender, debes saber, que a este ciudadano no le importa quedarse por el camino, si con ello sus hijos y sus nietos pueden vivir en paz en la Catalunya en la que nacieron formando parte al mismo tiempo de la España en la que también viven en paz sus parientes repartidos por Galicia, Andalucía, Madrid o Ultramar.


Por eso le ruego President, que acabe Vd. y sus cómplices de una puñetera vez y resuelva. Si se va, que sea a través de los jueces y los tribunales que le van a juzgar, no le quepa ninguna duda. Y, si se queda, convoque elecciones y a continuación dedíquese con su amigo Trapero a la paellas con espectáculo porque lo que es de política ya ha hecho por el país bastante. Sino pregúnteselo a los empresarios o a los que piensan en clave pacífica y constitucionalista -como el periodista que firma este artículo- y verá lo que le dicen.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH